Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/12/2014 12:00:00 PM

Días de vinilo

Esta película argentina sigue las vidas amorosas de cuatro cuarentones que, a pesar de canas y barrigas, no parecen haber superado la adolescencia. **½

Año: 2012
País: Argentina
Director: Gabriel Nesci
Guion: Gabriel Nesci
Actores: Gastón Pauls, Fernán Mirás, Ignacio Toselli
Duración: 105 min

Sociólogos del futuro se preguntarán qué pasó con la idea de masculinidad con la que comenzó el siglo XXI. ¿De dónde tantos libros y películas con hombres invariablemente ineptos y quejumbrosos? ¿Las mujeres cómo se aguantaban esa mezcla tóxica de lamentos y egoísmos que las películas se esforzaban en mostrar con tanta simpatía?

A este molde pertenece la película Días de vinilo y, como todas estas películas y novelas, se pone la tarea contradictoria de desnudar las debilidades del hombre, su desmesurado patetismo, para terminar celebrando esta falta de carácter.

Los cuatro cuarentones de esta película, a pesar de canas, calvicies incipientes y barrigas no tan incipientes, se comportan como adolescentes con la capacidad adquisitiva de un adulto que hace aún más notable una de las características de este género: la nostalgia sofocante. Es algo que resulta claro en las conversaciones de música de los amigos: no hay ni un grupo posterior a los setenta. Estos chicos no llegaron ni al punk.

“Nada dice tanto de una persona como la música que escucha”, dice uno de ellos, y, en este caso es cierto: son personas ancladas en otro siglo, haciendo su mejor esfuerzo para no estar en el presente.

Como para enfatizar el punto, Marcelo (Ignacio Toselli) tiene un grupo de covers de Los Beatles llamado los Hitless (uno de los chistes crueles que la película le hace a sus personajes) y recibe en su casa a una colombiana de ojos rasgados de nombre Yenny Orozco (con las mismas iniciales de la mujer que no puede nombrarse y que “acabó” con Los Beatles).

El segundo de los amigos, Facundo (Rafael Spregelburd), está a punto de casarse con una mujer regañona y controladora, pero comienza a dudarlo.

El tercero, Luciano (Fernán Mirás), es un locutor de radio con una voz terriblemente gangosa que se enamora de una cantante sexy y liberada que no hace más que hacerlo sufrir (o hacerlo quejarse, mejor).

El último es Damián (Gastón Pauls), un guionista de cine que, tras escribir una comedia no muy bien recibida, está terminando un drama incisivo sobre las relaciones de pareja, inspirado en una traumática relación que tuvo con una pretenciosa crítica de arte.

La clave de las relaciones entre los sexos la dice Luciano: “Me trató tan bien, me cuidó tanto”. Como no hay madres presentes en Días de vinilo, son las novias quienes cumplen ese papel: son seres protectores y sabios, inexplicablemente enternecidos y atraídos por tanto patetismo. La otra clase de mujer que hay es la devoradora destrozacorazones. No hay ni una mujer que se escape de esta polarización para cuestionar a fondo esta fiesta de muchachones.

Días de vinilo da el paso del patetismo a la simpatía gracias a un guion con conversaciones ingeniosas y divertidas, consciente a ratos de lo ridícula que es esta adolescencia eterna. Pero es una conciencia que va y viene. Al final, como buena parte de las películas de este género, se contenta con aplaudir el crecimiento truncado de estos cuatro adultos que se esfuerzan por no serlo.

Cartelera **** Excelente  ***½ Muy buena   *** Buena   **½ Aceptable  ** Regular  * Mala  

Cuando te vi
***

En 1967 un niño palestino en un campo de refugiados sueña con volver a su pueblo en este drama cargado de simpatía.

Minúsculos ** 

Animación francesa en 3D y sin diálogos sobre la vida de los insectos en un bosque durante el verano.

Transformers 4 * ½

La nueva versión de la saga ofrece casi tres horas de bulla, incoherencia y confusión.

Cómo entrenar a tu dragón 2 ***

La continuación de la cinta animada mantiene la mezcla de humor y acción, para ampliar el universo de sus personajes.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.