Lunes, 16 de enero de 2017

| 1993/04/19 00:00

Dietrich, el grande

Luego de una carrera deslumbrante, a los 68 años se retira de la escena el más grande barítono del siglo.

Dietrich, el grande

DlETRICH FIScher-Dieskau, el legendario barítono alemán, anunció su retiro de la escena por razones de salud, luego de una carrera que prácticamente abarca medio siglo.
Algo colosal en la historia de la música. Sin habérselo propuesto, es el artista que más ha grabado en la historia del disco. Más que cualquier otro cantante, pianista, violinista o director. Su vasto repertorio abarcó desde el barroco hasta la vanguardia. Obras de más de 150 compositores constituyeron su corpus discográfico.
Fischer-Dieskau representa una de las carreras artísticas más sólidamente cimentadas, jamás empañada por un escándalo o un evento extramusical. Y saber que muchos creyeron, en su primera presentación, que esa sería también la última de su vida: ocurrió en 1945, a fines de la II Guerra Mundial, con un recital de Lieder, de Franz Schubert, en un campo americano de prisioneros en Italia. Regresó a Alemania para seguir sus estudios en la Academia de Música de Berlín. En el 48 se presentó en la Opera de Berlín. Poco después debutó en el extranjero, con un suceso sin precedentes en la Scala de Milán.
Figura frecuente en los festivales de Salzburgo y Bayreuth, y de las primeras salas de ópera del mundo, su espacio favorito fue, sin embargo, la sala de conciertos. Allí demostró, contra una tradición de más de un siglo, que la canción de concierto no debería ser patrimonio exclusivo de voces en declive o ad portas del retiro.
Este intelectual de la música, además de su discografía (sólo del Winterreise, de Schubert, hizo 10 versiones) deja consignado su pensamiento en varios libros que escribió a lo largo de su carrera. Hoy son consulta obligada de los estudiantes de canto.
El anuncio de su retiro hecho en Berlín, no precisó ningún detalle. Tampoco lo hízo su esposa, la célebre soprano Julia Varady. Su proyecto de dedicarse a la dirección de orquesta queda en el aire. A sus 68 años, Fischer-Dieskau deja la escena tras una carrera colosal, que lo establece como el barítono del siglo. Para más de uno el más grande intérprete de Lieder de la historia de la música.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.