Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/17/2000 12:00:00 AM

DIME QUIEN ERES

Detrás de las grandes pinturas del arte universal existieron modelos, muchas veces anónimos, <BR>que las inspiraron. Conocer su identidad ha sido una obsesión para los historiadores.

Establecer la identidad de los hombres y mujeres que sirvieron de modelos a los grandes
artistas para que lograran sus pinturas más importantes ha dado para todo tipo de especulaciones. Desde
obras renacentistas que hacenalusión a personajes mitológicos y religiosos hasta las manifestaciones
cubistas de Picasso han sido inspiradas, en su mayoría, por seres de los que muy poco se sabe. Amén de
cientos de retratos que llevan el nombre del modelo, como en el caso del sinnúmero de personajes que pintó
Velázquez en la corte de Felipe IV, hay pinturas en las que la figura humana también es el elemento
prioritario aunque, muchas veces, el espectador no se entere de quién se trata.Sin ir muy lejos, los
investigadores aún no han llegado a un consenso para establecer quién es realmente La mona lisa de
Leonardo Da Vinci, El hombre con lupa de Rembrandt o El caballero de la mano en el pecho de El Greco, sin
contar con otros cientos de ejemplos. Claro está que también hay pinturas como Las meninas en donde se
han identificado plenamente los personajes, hecho que ha permitido extenuantes análisis en torno a la obra
y a la época.Otros artistas no ocultaron en vida su preferencia por ciertos modelos. Rubens, Monet o Dalí
tenían a sus esposas como la mejor inspiración, algunos impresionistas recurrían a una modelo en
común, mientras que otros pintores optaban por amigos, familiares y personajes como jardineros y
sirvientes, hombres que pasaron desapercibidos para la historia pero que, contradictoriamente, se
inmortalizaron a través del arte. SEMANA expone algunos ejemplos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.