Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/30/2015 6:21:00 PM

Dispensadores de literatura en las calles

La ingeniosa idea se implementará en las calles de Grenoble, la capital de los Alpes franceses. La intención es incentivar los hábitos de lectura y disminuir la criminalidad.

En Grenoble las historias están por doquier. Paradas de bus, metro y centros comerciales se convirtieron en promotores de la lectura. A través de unos dispensadores de literatura, los transeúntes podrán presionar un botón y recibir breves relatos de buena literatura.

El servicio es totalmente gratis y cada usuario elige la cantidad de texto que quiere leer basado en el tiempo que disponga. Hay historias para leer en uno, tres o cinco minutos. El papel, que viene en formato de recibo es además reciclable.


Foto: Jean-Perre Clatot/AFP.

La propuesta, impulsada por el alcalde de la ciudad y el start-up local Short edition, consiste en ubicar dispensadores de lectura en espacios donde ciudadanos y turistas pasan el tiempo sin hacer gran cosa, como paradas de metro, de bus y otros lugares de ocio.

Christophe Sibieude, cofundador de Short edition, dijo a la AFP que “la idea nos vino al fijarnos en una máquina dispensadora de chocolatinas y latas de bebida. Nos preguntamos si no sería posible hacer los mismo con máquinas que ofrecieran algo de buena literatura para ocupar los tiempos de espera”.
 
Grenoble, que es tristemente célebre por los altos índices de criminalidad, inicia una batalla  para no sólo revivir los tiempos muertos, sino también para hacer de ella, una ciudad conocida por su alto nivel cultural y no por la delincuencia.
 
Entre otras cosas, la iniciativa pretende también disuadir el hábito de mirar el celular permanentemente.

Cuando el usuario se acerca al dispensador y presiona un botón sale: poemas, fragmentos de novelas, cuentos cortos, ensayos breves que provean ese placer estético que da la buena literatura, y lo mejor, gratis.

Los creadores del proyecto ya han sido contactados para implementar la idea en otras ciudades.  
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.