Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 1997/10/06 00:00

DIVAS DIVINAS Y DEL MUNDO

'Voces de las mujeres del mundo' es el subtítulo de dos colecciones que presentan a las más selectas vocalistas populares y folclóricas del planeta.

DIVAS DIVINAS Y DEL MUNDO


Si a usted le gusta la música, sin hablar de un género específico, de una tendencia en particular, sino sólo la música como un elemento artístico representativo del hombre y su evolución, va a encontrar en las colecciones Global Divas y Divine Divas un verdadero tesoro, tanto musical como histórico, pero ante todo de un gran valor cultural.
En septiembre de 1995 y durante el desarrollo de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, adelantada por la Organización de las Naciones Unidas, en la que se trató la participación de la mujer en distintos aspectos de la vida moderna, como la violencia, la guerra, la población, el medio ambiente, la igualdad de oportunidades, la salud, el aborto y las proyecciones hacia el próximo siglo, Brooke Wentz, una de sus principales participantes y gestora de la Unifem (Fundación de las Naciones Unidas para el Desarrollo de la Mujer) desarrolló, junto con la empresa Rounder Records, un proyecto discográfico cuya pretensión era dar un vistazo muy amplio sobre la participación de la mujer en el campo musical.
De esa manera, y en un trabajo que sorprende por sus alcances, se publicó Global Divas, una caja de colección con tres discos compactos que presenta a más de 40 voces como expresión de la mujer en su contribución a las distintas culturas del mundo. Así, y sólo en el primero de estos discos, se encuentran vocalistas representantes de países como Noruega, Australia, Cuba, Finlandia, Java, Malí, Alemania, Argelia, Brasil, México, Grecia, Mauritania, Arabia y Estados Unidos, esto sólo para ejemplificar una parte de esta selección que en particular trata de mostrar el elemento folclórico y popular.
La recopilación permite encontrarse con voces legendarias y de reconocimiento mundial como las de Celia Cruz, Edith Piaf, Marlene Dietrich o Aretha Franklin, pero en la mayoría de los casos se trata de mujeres muy populares en sus países de origen.
La experiencia con Global Divas llevó a las partes a presentar este año otra colección, nuevamente con tres discos, titulada Divine Divas, en la que se ha pretendido buscar voces más nuevas, menos conocidas pero con promisorias perspectivas en este campo y provenientes de países como India, Perú, Hawai, Francia, Costa de Marfil, Irlanda, Zaire, Hungría, Senegal, Haití, Irán y Bolivia, entre otros.
"Estas cantantes _dice en el documento que acompaña esta grabación_ provienen del diario vivir de muchos países: del campo a las grandes urbes, de dinastías a familias pobres y hogares destruidos, muchas han sobrepasado barreras para lograr sus metas, tanto en lo económico como en lo cultural, algunas, especialmente en el caso de las generaciones más jóvenes, han tomado el control de sus carreras: dirigiendo sus propios grupos, produciendo sus discos o incluso creando sus propias casas discográficas... algunas mujeres continúan dejando marcas únicas e indelebles en la música, tanto que ninguna colección podría ser definitiva o completa, pero para el deleite musical hemos tratado de ir lo más lejos posible con ésta".
Global Divas y Divine Divas incluye también una muestra de voces femeninas colombianas. En el primero de ellos la bogotana María Olga Piñeros y su tema La copla del ordeño y en el segundo Claudia Gómez con Tierradentro y la legendaria cantadora Totó La Momposina con La sombra negra, canción que originalmente se incluye en su álbum Carmelina.
Este par de colecciones ya se encuentran disponibles en el mercado colombiano gracias a discos MTM y es una excelente forma de acercarse a lo que, en este caso, bien se puede llamar 'música del mundo'.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.