Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/5/2016 12:00:00 AM

Doctor Strange

Esta película de superhéroes, psicodélica y visualmente sorprendente, da vida a un personaje que encuentra en la magia la solución a sus aflicciones. ***½

Título original: Doctor Strangelove

País: Estados Unidos

Año: 2016

Director: Scott Derrickson

Guion: Jon Spaihts, Scott Derrickson, C. Robert Cargill

Actores: Benedict Cumberbatch, Tilda Swinton, Chiwetel Ejiofor

Duración: 115 min

Dentro del densamente poblado universo de Marvel, el Doctor Strange es uno de sus personajes más psicodélicos. En esta película, las calles se tuercen para volverse cubos por donde sigue circulando, hipnótica y tranquilamente, el tráfico vehicular, sin saber que hace parte de una realidad alterada.

Los efectos especiales son espectaculares. Es como si le hubieran dado carta blanca a algún obsesivo por los motivos geométricos en movimiento, por los caleidoscopios y otros juguetes ópticos, para que torciera en ángulos cualquier superficie que se le viniera en gana.

Entonces hay baldosas con motivos árabes que se descomponen y recomponen, edificios que se doblan sobre sí y cambian de dirección, cuadras que se vuelven cubos y, en medio de estos cambios, gentecita digital que salta intentando mantener algún asomo de horizontalidad.

Pero el mismo cuidado que han puesto en crear estos momentos vertiginosos, ha ido a modelar su personaje central (interpretado por Benedict Cumberbatch), así que ver este Doctor Strange es un placer visual y más.

El punto de partida es prácticamente una caricatura, y una de las sorpresas que depara esta película es la facilidad con la que estos estereotipos con aire cincuentero, cálidos y anticuados (el doctor apareció por primera vez en 1963), se recargan con la tecnología digital usada tan diestramente. El personaje central es pura tira cómica de periódico amarillista: un neurocirujano arrogante y multimillonario que, tras un accidente automovilístico, ve afectado el uso de sus manos.

La ciencia no puede ayudarle, así que empieza a investigar otras posibilidades y termina en Nepal, donde un sabio andrógino llamado simplemente el Antiguo (encarnado por la siempre bienvenida Tilda Swinton) le enseña que los límites que creía inamovibles acerca de la realidad no son más que una ilusión.

“Olvida todo lo que crees saber”, le dice su maestro. Pero es algo que no le resulta tan fácil a un tipo racional. Tras cierta reticencia inicial, las maravillas que ve –otra intervención del obsesivo de los motivos geométricos con una secuencia alucinante– eliminan sus dudas.

Como en cualquier película de superhéroes, hay un villano: Kaecilius (Mads Mikkelsen con una dosis extra de delineador en sus ojos), un antiguo pupilo del maestro que se robó los detalles de una ceremonia para conjurar un dios terrible, que habita alguna esquina oscura del universo, a fin de acabar con la Tierra y con el tiempo como lo conocemos. “¡El tiempo es un insulto!”, exclama sentidamente el villano.

Pero todo esto que suena tan serio (¡acabar el tiempo!, ¡monstruo intergaláctico!), nunca sucumbe bajo su propio peso

como todos esos héroes que terminaron asfixiados por avalanchas de oscuridad y melancolía en la década del 2000. La ligereza acá está dosificada y sirve para desinflar periódicamente las exageraciones y desvaríos metafísicos del doctor, que, encerrado en ese caleidoscopio de imágenes, termina siendo simultáneamente científico y hechicero, inepto y superpoderoso. n

CARTELERA

Café Society **½

No hay novedades en estapelícula de Woody Allen, acerca de un chico que termina gerenciando un popular bar en la Nueva York de los treinta.

El exorcismo de Anna Waters *½

Una estadounidense viaja a Singapur tras la muerte de su hermana, en este filme de terror rutinario y sin actores famosos.

Reina de Katwe **½

Basada en una historia real, esta película dulce y positiva de Disney sigue a una niña de Uganda que logra salir de un entorno difícil gracias al ajedrez.

17 años ***½

Cinta francesa del veterano André Téchiné que retrata con delicadeza la relación con-flictiva entre dos adolescentes.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.