Lunes, 5 de diciembre de 2016

| 2016/09/08 12:35

Documental revela intimidades de la estrella porno Rocco Siffredi

Durante su carrera ha hecho 1.700 cintas con cuatro o cinco parejas distintas en cada uno. Sin embargo, su actividad le privó de su intimidad y del control sobre su vida.

Rocco Siffredi no quiere volver quiere dedicarse a dirigir películas porno y a dar clases en un academia porno que desea crear en Budapest. Foto: AFP

Rocco Siffredi es uno de las estrellas porno más celebres en el mundo. Durante su carrera ha hecho 1.700 cintas con cuatro o cinco parejas distintas en cada uno. Sin embargo, su actividad le privó de su intimidad y del control sobre su vida.

En ‘Lavado de cara’, un documental biográfico, dirigido por Thierry Demaiziere y Alban Teurlai , Rocco cuenta los retos y dificultades a los que se enfrenta para ejercer su carrera. “Podíamos grabar todo. Tenía una única obsesión: contar la verdad”, dicen los directores quienes también han retratado al actor Vincent Lindon o al diseñador de Chanel Karl Lagerfeld.  

El hombre conocido como ‘Míster 23 centímetros’ que se ve en el documental genera dudas e indignación por el narcisismo del personaje y, sobre todo, respecto al machismo y el concepto de la mujer como objeto que parecen reinar en algunas de sus acciones y en la industria en la que trabaja.

Le puede inyeresar: Cuando la pornografía se vuelve un problema

“Dependía del sexo. Dirigía mi vida. Durante 20 años lo hacía al menos tres veces al día. Y solo cuando quise dejarlo, hace una década, me di cuenta de que no podía. Empecé a ir con prostitutas. Y luego viejas, transexuales, cualquier cosa que se moviera”, relató Siffredi al diario El País.

Con todo, ante su esposa, Rozsa Tassi, y ante sus dos hijos se mostraba como un padre responsable, que había dejado a un lado su carrera. Pero no era así. “El pene arranca y acabas haciendo cosas que ni querrías. Luego sales y vomitas”, sostuvo.

“Es un hombre lleno de lágrimas, héroe y antihéroe, crucificado entre sus deseos y la incompatibilidad de estos con su familia”, explicaban los cineastas, mientras presentaban el documental en el Festival de Cine de Venecia.

El estrés que le producía su actividad le hacía buscar la muerte incluso. Él relata que conducía a 200 kilómetros por hora, deseando sufrir un accidente. Esperaba que los aviones en los que viajaba se cayeran. “Me sentía asqueroso cada vez que mis hijos me sonreían”, dice.

Cuando participó en el reality ‘La isla de los famosos’ decidió confesar todo al público y a su familia. Eso lo liberó de la carga que lo acongojaba. En el documental se ve cómo rueda su última secuencia como actor. Después jura que solo se dedicará a dirigir, producir y a dar clases en la Academia del Porno que pondrá en marcha en Budapest.

Le recomendamos leer: Susan Sarandon, de la pantalla grande al porno

En el documental también se puede ver la profunda devoción que Rocco tiene a su fallecida madre Carmela, quien lo apoyó en su sueño de ser actor porno, mientras que su hermana incluso alejaba a sus hijos de él.

Le sugerimos leer: Esperanza Gómez no se retira del porno

En ‘Lavado de cara’ se puede ver cómo las mujeres reciben un trato distinto al de las mujeres. Y cómo los hombres están en una posición de superioridad. De hecho el mismo Rocco dice que “el porno fue machista al 100 %, las mujeres ni tenían orgasmos. Hoy ha cambiado muchísimo”.

Pero los cineastas muestran no solo que no lo disfrutan sino que sufren mucho. “El documental también muestra que la verdad es más compleja e incómoda”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.