Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/13/1995 12:00:00 AM

DON JUAN DEMARCO

A pesar de un reparto de primera y un argumento estimulante y romántico, la película termina siendo una caricatura del ideal amoroso.



DIRECTOR: JEREMY LEVEN
PROTAGONISTAS: JOHNNY DEPP, MARLON BRANDO, FAYE DUNAWAY .

DE POLICIA JUvenil encubierto en la serie de televisión Comando especial, Johnny Depp ha pasado a ser una de las personalidades más sensibles de Hollywood y una de sus mayores promesas. Hace pocas semanas los colombianos lo vieron protagonizar a Ed Wood, en la película del mismo nombre, y ahora se ha transformado en Don Juan DeMarco, en la cinta homónima que interpreta al lado del maduro Marlon Brando, su padre adoptivo en el cine, y dirige un novato en estreno como director, Jeremy Leven, bajo la producción de Francis Ford Coppola.
Inspirada en la leyenda de Don Juan, el mejor amante del mundo, la película es la historia de un joven de Nueva York (Johnny Depp) y su relación con el siquiatra que ha evitado su suicidio. El paciente dice llamarse Don Juan, viste de capa, espada y antifaz, y vive de enamorar, con acento castellano y elegante prosa, a cuanta mujer conoce. El siquiatra (Marlon Brando), al borde del retiro, entiende que el enfermo es él y a través de Don Juan descubre nuevamente su romanticismo dormido, aquel que le ha negado a su esposa (Faye Dunaway) durante tanto tiempo.
A pesar de un argumento tan romántico, que anuncia el tono del relato, la película es más bien efectista en su desarrollo. Todo sucede con una facilidad tan ligera y con un humor que no cabe en la intención del autor, que ese romanticismo queda transformado en la caricatura de un amor idealista sumido en una fantasía que no se sostiene sino por la truculencia del libreto. Depp jamás demuestra la fuerza necesaria para convencer en 10 días a su terapeuta de renacer al amor y menos para hacer que el público crea que no está completamente loco; y Brando, por su parte, parece llevarse por la farsa con sumisión. En todo esto, la única que no entiende nada es la esposa, que termina convencida de que están chiflados ambos.
De esta manera Don Juan DeMarco, con todo y su excelente reparto, termina siendo una historia acaramelada que no ofrece al espectador sino un argumento elemental (aunque tierno y compasivo) y la reaparición de una leyenda capaz de colmar las salas de cine: Marlon Brando.


DE TAL PALO...
En los comienzos de su carrera, Anjelica Huston era conocida simplemente como la hija de John Huston, el aclamado director de El Halcón Maltés. Más tarde, su fama se debió no tanto a su desempeño frente a las cámaras como por ser la compañera íntima de Jack Nicholson. Hasta que llegó El honor de los Prizzi, película con la cual la actriz alcanzó, como interprete, su independencia con respecto a los dos hombres que habían marcado su vida.
Después de su aparición en La familia Addams y siguiendo los pasos de su padre, Anjelica Huston se prepara para debutar como directora en un telefilme de la TNT. Se trata de la cinta Bastard Out Of California, basada en el libro de Dorothy Allison, que protagonizará Jenniffer Jason Leigh, la actriz que acaba de acompañar a Kathy Bates en Eclipse total.


LA RED
Un suspenso dinámico y efectivo alrededor de las fatalidades de las redes de información.

DIRECTOR: IRWIN WINKLER
PROTAGONISTAS: SANDRA BULLOCK, JEREMY NORTHAM, DENNIS
MILLER, DIANE BAKER, KEN HOWARD.

LAS REDES DE información computarizada han probado su eficiencia y rapidez en los sistemas operativos mundiales de la actualidad, pero de paso han creado problemas de seguridad insospechados que ya no tienen que ver con dejar archivos con llave ni vigilar oficinas en la noche. Un error en un programa puede dejar un vacío tan grande que haga posible la manipulación de datos y de archivos de todo tipo sin salir de casa.
Sonados escándalos de este estilo hacen parte de la delincuencia de fin de milenio y el cine los ha llevado a la pantalla en su mayor utopía. Uno de esos hipotéticos casos es el tema de La red, la película que marca el inicio como director del reconocido productor Irwin Winkler. La cinta narra la traumática aventura de una analista de sistemas independiente, conectada a Internet (Sandra Bullock), quien durante unas vacaciones ve alterada por completo su identidad en las redes de datos. Alguien los ha manipulado y la ha condenado a ser víctima de una asfixiante persecución electrónica.
Aparte de lograr un suspenso dinámico e interesante alrededor del universo de la Internet y sus posibles fatalidades, el director pone sobre el tapete el que será sin duda uno de los mayores problemas del siglo XXI: la falta de privacidad humana en las redes de datos y la multiplicidad de formas de delinquir que ofrece semejante sistema operacional.
Podría pensarse que es una cinta futurista, pero todo lo que sucede en ella es perfectamente posible en el mundo de hoy. 'Nadie está a salvo dentro de una red de información y, una vez adentro, hay alguien que vigila', parece el lema de la película, y logra su cometido con suficiente destreza en un género que ha abierto sus puertas a la tecnología del próximo milenio.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1851

PORTADA

El doloroso asesinato de 81 líderes (este año)

José Jair Cortés es el más reciente de casi un centenar de líderes asesinados este año sin que el Estado pudiera evitarlo.¿Cómo parar este desangre?