Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1980/12/11 00:00

Dos países, tres miradas

En el MamBo se exponen fotografías de Graciela Iturbide, Raghu Rai y Sebastiao Salgado que unen a México con la India.

Dos países, tres miradas

Durango, Rajastán, Queretaro, Benares, Mazatlán, Bangalore, México, India. Dos países separados por medio mundo y que, sin embargo, se hermanan en varios puntos en común. De demostrarlo se encargan los fotógrafos Graciela Iturbide, Raghu Rai y Sebastiao Salgado, quienes recorrieron ambos países con sus cámaras y captaron escenarios que de una u otra forma parecen comunes a ambos países.

El proyecto fue concebido por Natalia Gil, quien comenzó con la idea de rendirle un homenaje a Octavio Paz (quien vivió ocho años en la India) y, como señala ella, "terminó siendo un libro de viaje". Además, cuando viajó por la India encontró allí reflejos de México y esto la motivó aún más a sacar adelante el proyecto. De esta aventura, que tomó tres años en desarrollarse, no sólo queda la exposición sino también un libro, que cuenta con un texto de Jean- Claude Carrière, guionista de varias de las películas de Luis Buñuel.

Otra de las motivaciones que tuvo Natalia Gil fue ofrecer una mirada diferente al México en el que ella se crió. "Crecí en un México que cuando mira al exterior sólo se compara con Estados Unidos y Europa y que muy pocas veces mira hacia Suramérica y mucho menos a Asia o Africa". Les propuso a la fotógrafa mexicana Graciela Iturbide y a su colega indio Raghu Rai que hicieran un acercamiento a ambas culturas, no tanto desde el punto de vista de la academia sino de las imágenes y así establecer un juego de miradas en el que México se reflejara a través de la India, y al revés.

Por una coincidencia el gran fotógrafo brasileño Sebastiao Salgado se enteró del proyecto y él, que muchas veces había manifestado que "sus cielos son México y la India", como recuerda Natalia, se sumó a esta aventura.

"Desde un principio busqué que estos paralelos no fueran obvios y que las imágenes se alejaran lo más posible de los clichés", afirma Natalia Gil. Por ese motivo no es fácil identificar de entrada si una foto es de México o la India. No es una antología gráfica centrada en el Taj Mahal, la Plaza Garibaldi, la diosa Shiva o los retablos del barroco colonial sino una mirada impactante, profunda, a rostros, paisajes, los patios traseros de grandes ciudades, la soledad de los desiertos, sus cielos infinitos. Como señala Carrière, "durante 20 años he viajado a México, así como a la India, me muevo, voy a mil lugares, abro los ojos, veo una multitud de rostros, de monumentos, de calles, de paisajes. Y desde la primera página del libro otros ojos me enseñan de repente lo que nunca había visto, ni siquiera entrevisto, presentido".

La exposición consta de 90 de las 112 fotografías publicadas en el libro y desde la semana pasada se exhiben en el MamBo. Estará abierta al público hasta el 15 de septiembre.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.