Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/15/2017 10:15:00 PM

Dos son familia

Basado en la película mexicana ‘No se aceptan devoluciones’, este drama francés hace un retrato estereotipado de la relación entre un hombre desordenado y la hija que se ve obligado a criar. **

Título original: Demain tout commence

País: Francia

Año: 2016

Director: Hugo Gélin

Guion: Hugo Gélin, Mathieu Oullion, Jean-André Yerlès, a partir de No se aceptan devoluciones

Actores: Omar Sy, Gloria Colston, Clémence Poésy

Duración: 118 min

Dos son familia está plagado de recursos mil veces vistos. Es, como otra película estrenada recientemente, la historia de un tipo inmaduro que, gracias a un niño, tiene la oportunidad de reivindicarse. Pero acá la reivindicación no implica ningún sacrificio y por eso no tiene resonancia ni drama.

El personaje central es Samuel (Omar Sy), un hombre supuestamente encantador que trabaja en un hotel en alguna isla caribeña. ¿En qué consisten sus encantos? En dejar fiestear a sus clientes hasta las cinco de la mañana, dándose palmaditas en el aire con ellos y preguntándoles si la están pasando bien. Es una figura que parece inmune a cualquier control, capaz de convencer a su jefe de que no lo despida con una sonrisita y una picada de ojo.

Al comienzo es, además, exitoso con las damas hasta que llega una con la que tuvo éxito un año atrás y le deja una bebé, informándole que es suya y que ella no puede cuidarla. Él viaja a Londres a devolver la criatura –parece que allá no piden copias firmadas notariadas y estampilladas para que los niños salgan del país– y ahí se queda a vivir, convirtiéndose en un cotizado doble cinematográfico.

La niña crece y es posible adivinar un elemento perverso ahí: el padre parece marido de la hija, aunque la hija también lo regaña como si fuera la madre. Pero esas perversiones se leen luego; mientras suceden son solo asuntos que no tienen sentido.

Porque de cosas sin sentido está llena esta película, como el trabajo maravilloso y bien pago que encuentra apenas llega y que no le exige hacer mayor cosa –ni siquiera aprender inglés– o como el enorme apartamento que consigue en medio de una ciudad famosa por su escasez inmobiliaria.

La película hace todo un esfuerzo por no aprovechar estos personajes que ha definido claramente. Un tipo tan irresponsable y tan centrado en sí mismo, tan egoísta y gocetas, seguramente sentirá alguna molestia por verse obligado a velar por el bienestar de un niño, alguna ofuscación sufrirá por no ser el centro de atención, por la soltería que le arrebataron repentinamente. Pero no. Esto es una fantasía en la que la gente cambia sin que eso implique esfuerzos o molestias.

El conflicto, ya que no se trata del adiestramiento del hombre recochón, viene con el inexplicable regreso de la madre (Clémence Poésy) que busca reencontrarse con su niña que ahora tiene 10 años. El padre, que ha convencido a su hija de que su madre es una agente secreta que viaja por el mundo, se siente desplazado y, por un momento, la película enfoca algo que no es tan lindo: el malestar y la fealdad de los celos.

Pero es un desvío en el que no se demora mayor cosa para regresar a caminos bien recorridos: juicios, derechos paternos o maternos, adultos llorosos y niños adorablemente maduros que por querer satisfacer a todo el mundo terminan sin satisfacer a nadie.

Omar Sy, la niña Gloria Colston y Clémence Poésy son todos actores carismáticos, pero no pueden hacer mucho con un guion lleno de agujeros, plagado de lugares comunes, decidido a manipular de la manera más básica las emociones de los espectadores.

CARTELERA

Persecución al límite **

Un estadounidense en Alemania recurre al crimen para pagar el trasplante de riñón de su novia en esta película de persecuciones en autobahn.

Spider-Man: de regreso a casa ***

En esta nueva entrega del clásico personaje, el estudio Sony recibe ayuda de Marvel para redescubrir un superhéroe capaz de maravillarse con sus poderes.

Virginia Casta **

Retrato de una muchacha caleña, despechada y al borde del suicidio, adaptado de una novela de Patricia Castañeda.

IndieBo ***

Entre el 13 y el 23 de julio se realiza la tercera versión de este festival, que incluye estrenos, clásicos y documentales.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.