Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/16/1995 12:00:00 AM

ECHELE CINCO AL PIANO

En Bucaramanga concluyó exitosamente la XII versión del Festival Internacional de Piano.

BUCARAMANGA es no sólo 'Ciudad de los Parques'. Así lo confirma la exitosa realización del XII Festival Internacional de Piano, que allí acaba de concluir y que consiguió este año desbordar la importante labor de presentar diariamente, durante casi dos semanas, una selección de pianistas nacionales y extranjeros en el Auditorio Luis A. Calvo de la Universidad Industrial de Santander, entidad que directamente organiza el evento. Todo se vio apoyado por conferencias, conciertos estudiantiles, talleres de interpretación pianística, proyección de videos y cine y una exposición sobre Luis A. Calvo, el compositor santandereano en quien los estudiosos ven al 'Chopin colombiano'.
Este año el festival se proyectó a lo largo y ancho del departamento. Si se piensa que Santander es -y ha sido tradicionalmente- una de las regiones más duramente golpeadas por la violencia, se entiende lo que puede representar que poblaciones como Lebrija, Piedecuesta, Girón, San Gil, Socorro y Floridablanca hayan participado de este esfuerzo cultural. En Barrancabermeja, la ciudad con problemas ultracomplejos en materia de violencia, se hizo un festival paralelo al de Bucaramanga. Todos y cada uno de los solistas que tomaron parte en la versión bumanguesa, fueron a la ciudad petrolera, que jamas en su historia había presenciado un evento de estas características.

DE CAL Y ARENA
Desde el punto de vista musical hubo aciertos que nadie se atrevería a poner en duda. Sin embargo, hay puntos que bien vale la pena no dejar pasar por alto. El primero de ellos tiene que ver con la figura de Luis A. Calvo, cuya obra, fundamentalmente pianística, fue la gran ausente de los recitales.
La presencia de la Orquesta Filarmónica de Bogotá en el festival es un hecho sin duda positivo. Sin embargo, para algunos observadores, un esfuerzo de tal magnitud bien ameritaría la elaboración muy cuidadosa de programas que incluyan las grandes y más populares obras del repertorio para piano y orquesta (Schumann, Chaikovsky, Beethoven, Chopin) y no programas diseñados para un público especializado (Bartock y Prokoviev).
Otro punto tiene que ver con la selección de los pianistas extranjeros, que en esta versión 1995 no colmaron totalmente las expectativas, lo que pone de presente que no basta con ser extranjero para alcanzar la categoría de 'internacional'.
En la selección de los valores nacionales la organización se anotó dos puntos a favor. El primero por la presencia de dos jóvenes talentos, Juan Carlos Gutiérrez, premio jóvenes solistas de Colcultura 1994, y Juan David Molano, premio HJCK 1990, son los nombres que, hoy por hoy, representan el futuro del instrumento en el país y cuya presentación 'a dos pianos' fue una de las más altas cotas. El segundo, al haber programado a Karol Bermúdez, para muchos el primer pianista colombiano, cuya personalidad controversial le ha generado un veto musical sin antecedentes en la historia del arte en Colombia. Bermúdez cerró su concierto de Bucaramanga con ovación de pie y ratificó una vez más su sólida condición artística.
Con todo, mientras en plazas como Bogotá cada día es más difícil ver una sala de concierto con buena asistencia, el festival no sólo se da el lujo de hablar de altísimos porcentajes de ocupación a lo largo y ancho del departamento, sino que también puede asegurar que sus 120 millones de pesos de inversión tienen un cubrimiento geográfico y social apenas comparable al festival de las artes de Cali.


DISCOGRAFIA

DE LA MORA X 3
LA PRESENCIA de Fernando de la Mora, el extraordinario tenor mexicano, como Duque de Mantua en el Rigoletto de la temporada de ópera puso también tres de sus discos en el mercado.

CANCIONES POPULARES
FILARMONICA MEXICANA
ENRIQUE PATRON DE RUEDA,
DIRECTOR - POLYGRAM
TODO ES música de México, desde el Júrame de María Grever hasta la Granada de Lara. La virtud de este disco, más allá de la voz privilegiada de De la Mora y de la magnífica dirección de Patrón de Rueda, es que no se queda en el típico repertorio de los tenores que hacen música popular. Incluye el Mundo raro de J.A. Jiménez y la archipopular Amor eterno de Juan Gabriel, pero sobre todo el tenor mexicano interpreta sin la tradicional rigidez estilística de los tenores líricos cuando van a 'lo popular', sin esquivar de cuando en vez hacer agudos de buena ley.

FERNANDO DE LA MORA VOLUMEN 2
FILARMONICA MEXICANA
ENRIQUE PATRON DE RUEDA,
DIRECTOR - POLYGRAM
ESTE DISCO libera completamente el repertorio estándar de los tenores líricos y en este sentido no hay un solo lugar común. Trae interpretaciones formidables de Así y Di: ¿qué has dejado en mi ser? de María Grever, también No niegues que me quisiste de Jorge del Moral. Se conserva y refina un cierto tono confidencial. Vale la pena destacar la ingeniería de sonido, por lo acertado de la atmósfera acústica. La riqueza de matices y los impecables legatti de De la Mora alcanzan auténticas cumbres. No es exagerado decir que aquí el divo demuestra ser uno de los cantantes de ópera más y mejor preparados para cantar repertorio popular hoy en día.


CANTARES DE AMERICA
PANAMERICAN CHAMBER PLAYERS
ENRIQUE PATRON DE RUEDA,
DIRECTOR - POLYGRAM
DE LA Mora grabó este disco ya convertido en una celebridad internacional. Nuevamente tiene el apoyo de su director Patrón de Rueda, ahora en una selección de música de América, desde su México hasta la Argentina. Una vez más no hay lugares comunes y sabe ir al encuentro de la afición, con obras tan queridas como Alfonsina y el mar de Ariel Ramírez. Los arreglos de Eduardo Magallanes son ejemplares como la dirección de Patrón. La interpretación y el estilo de canto se mantienen dentro del gusto lírico -muy lícito y muy mexicano- y más que nunca se hace evidente que el cantante posee uno de los instrumentos con más gratas condiciones acústicas de la actualidad. Su versión de La flor de la canela le habría gustado a la misma Chabuca.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.