Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 1998/04/27 00:00

ECLIPSE

Una vaga aproximación a la amistad entre Arthur Rimbaud y Paul Verlaine, dos de los más grandes poetas franceses.

ECLIPSE

Como poeta, Arthur Rimbaud fue un fenómeno desde cualquier punto desde donde se le mire. Una especie de mensajero que transformó la suerte de la lírica en una época que no estaba preparada para semejante ebullición de parábolas y sortilegios nacidos de un espíritu rebelde pero lúcido. Pero quizá lo más sorprendente de su producción fue su precocidad. La totalidad de su obra fue escrita entre los 16 y los 19 años, antes de que decidiera arrojarse a los brazos del silencio y dedicarse a una vida disipada que, finalmente, lo llevó a la muerte el 10 de noviembre de 1891 a causa de un tumor cancerígeno en una rodilla cuando no había cumplido aún los 38 años.
Su vida, por supuesto, ha generado más incógnitas que respuestas. Su atropellada adolescencia, que lo llevó a experimentarlo todo de la mano del alcohol y las drogas; su capacidad para traducir su desarrollada sensibilidad en revolucionaria poesía; su implacable decisión de abandonar las letras en un momento en que cualquier poeta apenas está empezando a producir... Todo esto hace parte del mito de Rimbaud, un monstruo de la literatura que, como mínimo, iría a influir de manera determinante en la evolución lírica de los poetas franceses, en general sobre el grupo de los simbolistas y en particular sobre su intenso y definitivo amigo, Paul Verlaine.
Eclipse, de la directora Agnieszka Holland, narra, precisamente, la historia de esta amistad, una amistad traumática por decir lo menos, si se tiene en cuenta que, en el caso de Verlaine, iría a transformar su vida y su poesía para siempre, por encima de su propio matrimonio y de las vergüenzas sociales producidas por una relación mucho más que íntima.
Protagonizada por Leonardo Di Caprio, en el papel de Rimbaud, y David Thewlis, en el de Verlaine, la cinta intenta recrear en la pantalla los momentos más significativos de la relación, entre ellos las célebres agresiones personales, la primera de parte de Rimbaud con un cuchillo; la segunda de parte de Verlaine, con un revólver, además de sus consecuencias.
Escrita por Christopher Hampton _el mismo de Relaciones peligrosas, El secreto de Mary Reilly y Carrington_, Eclipse presenta a un Rimbaud decidido y enérgico frente a un Verlaine débil y pusilánime. Sin embargo todo se queda en la anécdota, sin que el espectador pueda conocer las dimensiones poéticas y vitales de Rimbaud, las cuales, entre otras cosas, fueron las causantes de tan tumultuosa amistad. La película es apenas una pincelada de una relación que iría a producir algunas de las mejores páginas de la poesía francesa. Y esa pincelada no es suficiente para abarcar el mito.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.