Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1990/06/18 00:00

EL ARTE DE EL MEXICANO

Este hombre está acusado de ser uno de los mayores falsificadores de arte en Europa

EL ARTE DE EL MEXICANO

A podarse "El Mexicano" tal parece que no es de buena estrella: "El Mexicano" de Barcelona -alias con el que se conoce a uno de los delincuentes más buscados de España hasta hace algunas semanas un respetable comerciante de obras de arte, hoy es investigado por la policía española al habersele encontrado en sus tiendas del Paseo de Gracia y de la Calle de Potosí más de mil reproducciones litográficas del fallecido pintor Salvador Dalí que, según Robert Descharnes, ex secretario del pintor, apuntan a ser falsas. Lo hallado durante la primera inspección es un suculento botín: infinidad de litografías en papel y esmalte, donde las firmas, hechas en lápiz por el pintor de Cadaques, se muestran muy sospechosas; y acompañaba todo este paquete un cerro de certificados de "autenticidad" con la firma impresa del artista. Pero, además, reposaba otros cientos de litografías aun si firma, listas para ser estampadas en las obras, y se cree que este e apenas el principio de una gran conexión intemacional que llevaría verificar que el mundo esta lleno de dalíes falsos, adquiridos por ingenuos que han pagado gruesas suman de dinero que obviamente han ido a parar a las arcas de "El Mexicano barcelones".

Las primeras pesquisas indican que estos trabajos fueron realizados de manera artesanal y día a día se conocen ms reproducciones falsas pues tras la inicial inspección, ésta llevó a la policía a la localidad de Maspalomas, residencia-taller-almacen de "El Mexicano", donde fueron halladas otras 300 piezas, en 70 de las cuales se observaba la firma falsificada de Dalí . Y no sólo Dalí es víctima de sus plagiarios. Mirós y picassos también está en la mira de las autoridades españolas, ya que se sabe que buen número de obras han sido falsificadas y corren por los mercados del mundo buscando compradores.

La policía española desconoce aún cómo funciona el negocio y los tentáculos que tiene, pues según las primeras averiguaciones irían más alla de las fronteras del país. Se presume que miles de compradores han sido asaltados en su buena fe y el hecho es que el revuelo crece, pues todo aquel que posee una litografía de Dalí quiere entregaría a un experto para que de el veredicto de autenticidad para guardarlo o entablar una demanda.

Aunque las litografías fueron encontradas en Barcelona, los resultados de las primeras investigaciones indican que muy posiblemente fueron realizadas en Francia, donde hay talleres altamente especializados en esta clase de trabajos. Además, las firmas hechas a mano fueron realizadas por una misma persona de acuerdo con obras falsificadas similares que han sido detectadas en diversos lugares de Francia y de Estados Unidos.

El mercado de falsos Dalí ya se conocía en vida del pintor. Personas muy cercanas al artista en alguna época fueron tildadas de sospechosas de estar en un negocio millonario de falsificaciones, pero la terquedad del artista de negarse a cooperar con las autoridades impidió que las investigaciones siguieran su curso para dar con el verdadero autor de tales ilicitudes.

En el momento presente se siguen dos procesos judiciales, uno en Francia y otro en Hawai contra personas a quienes se les encontraron obras falsificadas de Dalí y estiman las autoridades que el negocio es de tales proporciones que cobija a muchos más artistas de gran renombre, cuyas obras estan siendo copiadas y vendidas como auténticas.

Ciertamente la historia conmueve pero no es nueva, pues ya desde la antiguedad el negocio de la falsificación existe. Si bien en la actualidad resulta relativamente fácil tanto copiar como detectar copias, los ingenuos con dinero son legión y las víctimas propicias para caer en las redes de comerciantes que les venden gato por liebre.

Habrá que esperar a que se desenrolle el ovillo de esta nueva conexión Dalí para saber hasta dónde llega el negocio, pues todo parece indicar que el volumen es millonario y no sólo cuenta con cerebros en Europa y Estados Unidos, sino que en Japón deben estar vendiendose como pan, aprovechando el importante mercado de obras de arte de ese país.-

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.