Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/13/2007 12:00:00 AM

El arte está de feria

A falta de una, buenas son dos. ArtBo llega en Bogotá a su tercer año y ya le nació un evento paralelo de propuestas contemporáneas. ¿De qué se trata y por qué asistir?

Las galerías, esos lugares que permanecen casi siempre solos y que son visitados apenas por unos cuantos, desde hace tres años también tienen su feria. En este caso, el concepto de descuentos y promociones del estilo de la Feria del Hogar, o de la del Libro, es más la excepción que la regla. Pero tampoco se trata solamente de mostrar a los artistas.

¿Entonces? Andrea Walter, directora de Comunicaciones de la Cámara de Comercio de Bogotá, fue una de las primeras en sentir que había que invertirle a una feria de arte para abrir un espacio que parecía destinado a poquísimos señores con copa en la mano en los cocteles de inauguración. Lo que la Cámara de Comercio quería era invertir en la creatividad y hacer una apuesta por la innovación. Quince años atrás se había hecho el primer intento de una feria de arte en la capital, pero la idea no se consolidó. Hasta cuando unos estudios demostraron que para mejorar la calidad de vida era necesario pensar en cultura, y que para convertir a Bogotá en la quinta ciudad más competitiva de América Latina (en este momento es la undécima) había que patrocinar espacios culturales.

En otras latitudes la idea es un éxito. Las ferias de Art Basel, o incluso las más cercanas, en Miami y México, funcionan y son sitios de contactos y de conocimiento entre galeristas, compradores, críticos y artistas. Juan David Laserna, productor de la galería Alcuadrado, afirma que a ninguna otra galería le sirve más el evento que a ellos, porque no tienen un espacio físico convencional, sino que intervienen “espacios no tradicionales como edificios abandonados, casas en extinción de dominio o iglesias como la de Santa Clara”. Como no tienen espacio, la feria de Arte de Bogotá es para ellos un espacio más para intervenir y presentarse. “Además, confrontarnos con otras galerías nos da una medida de qué tan bien estamos. En realidad, el evento es como una rueda de prensa: todos estamos ahí. Es una inversión a futuro”.

Y para los demás también funciona. Las 43 galerías participantes presentarán trabajo de 150 artistas, entre los cuales estarán 47 jóvenes y algunas obras de autores reconocidos. También habrá un pabellón infantil. Y para los no compradores es una buena oportunidad de mirar lo mejor de lo mejor.

No se trata de cantidad (hubo más de 50 interesados internacionales y algunos se descartaron), tampoco de promociones o de negocios gruesos y éxito comercial. Lo que busca ArtBo es reunir a todos los del sector para conocerse y conocer el trabajo de cada uno. Para que en un futuro cercano el arte nacional sea reconocido fuera y los artistas locales, así como los galeristas, sean más visibles. Y para los curadores es una manera de verlo todo en un solo espacio.
Paralelamente a ArtBo, que se realizará del 18 al 22 de octubre, se celebrará La Otra, una feria de arte contemporáneo (del 18 al 23 de octubre) con 15 galeristas, algunos internacionales, que busca promover propuestas más vanguardistas y motivar a la gente para que se interese por propuestas audaces. Está liderada por la galería Valenzuela & Klenner, se realizará en el barrio La Macarena y ofrece precios competitivos para atraer a los visitantes.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1851

PORTADA

El doloroso asesinato de 81 líderes (este año)

José Jair Cortés es el más reciente de casi un centenar de líderes asesinados este año sin que el Estado pudiera evitarlo.¿Cómo parar este desangre?