Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2010/02/27 00:00

El bicentenario de las repúblicas aéreas

Un ensayo que explora en el pensamiento escéptico de Bolívar y otros precursores del republicanismo en América Latina.

El bicentenario de las repúblicas aéreas

­Rafael Rojas
Las repúblicas de aire
Taurus, noviembre de 2009
422 páginas


No es despreciable el material que dejó Simón Bolívar en su fase desencantada: la última, la del gestor de la Gran Colombia. Dio para un relato de Álvaro Mutis -El último rostro, inconcluso- y una famosa novela de García Márquez, El general en su laberinto. Y da para muchos más. Se podría, por ejemplo, hacer un libro de aforismos con sus reflexiones lúcidas y desoladas: "La única cosa que se puede hacer en América es emigrar"; "La América es ingobernable"; "El que sigue una revolución ara en el mar"; "Este país caerá infaliblemente en manos de la multitud desenfrenada, para después pasar a tiranuelos casi imperceptibles, de todos los colores y razas"; "Si fuera posible que una parte del mundo volviera al caos primitivo, ese sería el último período de la América".

Pues bien, Rafael Rojas, el historiador cubano exiliado en México, tomó prestada una de esas frases escépticas para su obra Las repúblicas de aire, con la cual ganó el Premio de Ensayo Isabel de Polanco que otorga la Fundación Santillana y se entrega en el marco de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. La frase de Bolívar es "Estamos construyendo repúblicas aéreas, repúblicas de aire". Y la tesis de Rojas es que Bolívar alcanzó a prever que las Constituciones americanas eran demasiado perfectas -y por eso mismo ilusas- para regir a una ciudadanía que no era propiamente virtuosa sino heterogénea, dividida en castas, en etnias, en regiones, propensa al caudillismo y al elitismo. Es decir, con todo el lastre de las guerras de independencia y del antiguo orden colonial. Por eso, el discurso bolivariano oscila continuamente entre la utopía y el desencanto, entre la redención y la frustración. Y no sólo el de Bolívar, también los de las principales figuras del republicanismo en América Latina: Andrés Bello, Manuel Lorenzo Vidaure, Vicente Rocafuerte, Félix Varela, José María Heredia, Lorenzo Zavala y Fray Servando Teresa de Mier. Se trata en realidad de toda una tendencia ideológica compartida por los precursores del republicanismo, según lo demuestra Rojas en detalle.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.