Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/24/1986 12:00:00 AM

EL BRILLO DE "BRILLO"

Buen guión, buena dirección y buenos actores hacen nuevamente un buen "Cuento del domingo"

Si el anterior cuento "Vivir la vida", transmitido en el espacio de RTI de los domingos, por la Segunda Cadena, entre las 8:30 y las 9:30 de la noche, capturó una millonaria audiencia, el actual, "Brillo", la ha cautivado. Prueba de esto, es que con once capítulos al aire, se ha colocado en el octavo lugar de audiencia, con un rating de sintonía de 52.2%, según el Nielsen del mes de septiembre.
Como el de "Vivir la vida", el guión de "Brillo" también es del escritor brasilero Manoel Carlos, que tiene la virtud de escribir sobre las vidas de gentes comunes y corrientes, de esas mismas que se dan cita cada ocho días porque se sienten reflejadas en alguno de los personajes. Se trata de cuentos de personas que lloran, aman, sienten envidias, tienen ilusiones, pero que como en la vida real no son ni absolutamente buenas ni absolutamente malas. Sin recurrir a truculencias o excentricidades, Manoel Carlos refleja un modo de vivir y sentir latinoamericano, y Pepe Sánchez y su equipo le dan el toque colombiano, y consiguen una historia que fluye de manera natural y fresca.
Cuando Pepe Sánchez leyó el libreto decidio que iba a formar un equipo de actores barranquilleros para que interpretaran "Brillo". Le parecía que actrices como Jennifer Steffens, su esposa en la vida real, estarían como anillo al dedo en esta serie. Como en televisión se trabaja sobre la marcha, la búsqueda no pudo ser exhaustiva; y sin embargo, los escogidos han cumplido. Actores que por primera vez se ponían delante de una cámara, han actuado con la misma soltura y espontaneidad que los consagrados.
Lucía, la joven que sueña ser una famosa diseñadora de modas y que encuentra finalmente su principe azul, después de haber roto corazones, es interpretada por la barranquillera Maribel Abello. Bruno,el primer galán de Lucía, está a cargo de un chileno de sangre pero colombiano de espíritu, Cristóbal Errasuriz, quien a pesar de haber actuado en algunos programas de televisión desde hace dos años, es la primera vez que tiene a su cargo un papel protagónico. Su amor por Lucía le parece normal porque, según contó a SEMANA, él también, alguna vez, se enamoró así. "El problema es con el público", dice Cristóbal. "En la calle muchos hombres me dicen: '¡Dele unas trompadas a Lucía y verá!'. Las mujeres, son como más comprensivas y me dicen: '¡Qué felicidad tener a alguien que la quiera a una así!'". Cristóbal, al comienzo, se notaba inseguro, pero día a día ha ido manejando su personaje. Confiesa que en los primeros capítulos los actores no sabían para dónde iban sus personajes y que lógicamente esto se manifestaba en la actuación.
En "Brillo", Bruno no sufre sólo por Lucía sino por su primera esposa, Isabel, que es interpretada por Bárbara Perea, cuya primera actuación fue como Rosa, la amiga de Consuelo, en "Vivir la vida". Son dos papeles totalmente diferentes: en el primero, Bárbara era la amiga solitaria que acompañaba a Consuelo en las buenas y en las malas. La Isabel de "Brillo" es una cínica de tiempo completo y como no hace nada, tiene que aguantarse que la echen de todas partes porque debe sobrevivir. "El personaje me disgustó", dice Bárbara. "Me parece que tiene demasiados hígados para resistir que todo el mundo la desprecie. Y lo otro que me parece espantoso es el peinado. Como mi pelo no presenta demasiadas posibilidades, me tocó hacerme este 'afro' que cuando no estoy actuando, trato de bajar a como dé lugar".
Bárbara sigue pensando que todavía le falta mucho para ser una verdadera profesional, y combina su actuación con sus estudios de teatro. Pero si no es así todavía, por lo menos está muy cerca de serlo, porque el papel de Bárbara está tan bien interpretado, que la gente la detesta.
A Verónica, la esposa de un empleado medio de la línea de aviación donde trabaja Bruno (y hermana de este), la encarna Carmenza González, una joven de 23 años que por primera vez llega a la televisión. Y como se dice en toros "entró por la puerta grande", porque su papel le está saliendo como es. Representa a la típica mujer de clase media que redondea el presupuesto familiar haciendo chocolates, pero que vive angustiada por su vida estrecha y rutinaria. A pesar de ser soltera, Carmenza "sacó valor de esposa graduada" y grita todo el tiempo, protagonizando escenas de mujer histérica, aunque por algunos minutos es tierna y amorosa. "Fui a Fusa a ver cómo se hacían los chocolates. Como mi madre hace ponqués, estoy familiarizada con la repostería". Pero confiesa que "me costó y me cuesta un gran trabajo mi papel, porque pienso que estoy alejando a mis pretendientes".
Virginia, la mamá de Lucía y de María Teresa, es la barranquillera Estrella Nieto. Hizo televisión hace muchos años y fue modelo. "Cuando Pepe me llamó -dice- pensé que se trataba de una o dos salidas. No imaginé mi papel protagónico, el cual he logrado desarrollar porque conozco infinidad de mujeres que, como Verónica, aceptan una relación en la cual son utilizadas por un hombre sin escrúpulos, y aunque saben que no las ama, sienten más pavor a la soledad que a la utilización".
LOS CONSAGRADOS
Ligia, la esposa del senador, es María Eugenia Dávila. Interpreta un papel que retrata las circunstancias que viven otras muchas mujeres: abandonadas por su esposo, que las cambia por compañeras más jóvenes, sienten la soledad y no se resignan a dejar de pelear por el hombre que quieren o creen querer.
Carlos, el senador, es Pepe Sánchez. Además de dirigir con maestría y escribir guiones como el de "El Chinche", es ante todo un actor. Este papel lo maneja con sobriedad y ternura, aunque a veces tiene que ser duro y despiadado. Mientras él actúa, lo releva en la dirección Andrés Agudelo, un joven graduado en televisión y cine en Nueva York y quien por primera vez hace de asistente de dirección en la pantalla chica. "Es poco lo que le debo dirigir a Pepe, porque él es un veterano", dice. Completa la terna de consagrados Jennifer Steffens, en su papel de María Teresa, que prefirió no hacer pareja con su esposo sino ser la novia del hijo del senador. Su papel es de una muchacha que lo único que quiere es casarse con alguien que tenga dinero y vivir tranquila sin que nadie, ni siquiera su propia familia, le quite esa tranquilidad.
Estos son los actores de "Brillo" que con telón musical de jazz latino y de pronto de "son" cubano, musicalización a cargo de Martha Yances, se ha convertido en la cita obligada del domingo. Con una trama descomplicada, bien ambientada y nada ostentosa, "Brillo" brilla por su calidad.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.