Lunes, 23 de enero de 2017

| 2004/11/14 00:00

El capitán Sky y el mundo de mañana

Una parodia que, a pesar de sus proezas visuales, no consigue involucrarnos en su juego.

Título original: Sky Captain and the World of Tomorrow.
Año de producción: 2004.
Dirección: Kerry Conran.
Actores: Jude Law, Gwyneth Paltrow, Angelina Jolie, Giovanni Ribisi, Michael Gambon.

Lo peor de esta película de aventuras a la antigua (¿sería mejor decir 'lo más triste'?) es que pierde todo su sentido cuando sólo han pasado unos minutos. Basta con unas cinco o seis escenas para admirar sus imágenes sofisticadas, su estética de fotografía de los años 30 y su parodia a los personajes típicos de las historietas de ciencia ficción. Después, cuando hemos reconocido frente a todos su brillantez visual, le pedimos en vano que nos cuente una buena historia, que nos diga algo relevante o que les permita a sus protagonistas, al enérgico piloto Joe 'Capitán Sky' Sullivan, a la incansable periodista Polly Perkins y a la valiente comandante Franky Cook, dejar de ser caricaturas sin mayor gracia en algún punto del relato. Nos tapamos la cara con las manos, antes de llegar al final, cuando descubrimos que los productores han fabricado una versión por computador de uno de los grandes actores ingleses del siglo pasado, el difunto Lawrence Olivier, para que interprete a un tenebroso científico llamado Doctor Totenkopf: se trata de un homenaje que irrespeta, sin querer, la memoria del homenajeado.

El saqueador de tumbas, que debuta como guionista y director con El capitán Sky y el mundo de mañana, responde al nombre de Kerry Conran. No cabe duda de que su ingenio, su talento y su conocimiento de los subgéneros del pasado le servirán en el futuro para narrar vidas posibles. Pero cuesta no tomarlo, por lo pronto, como otro de esos hombres enloquecidos por el cine que han tenido el chance de filmar una película.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.