02 marzo 2014

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

Carnaval de Barranquilla, la década de un Patrimonio de la Humanidad

Por Ricardo Maldonado

CULTURAHace 10 años, la Unesco declaró la celebración como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad.

Carnaval de Barranquilla, la década de un Patrimonio de la Humanidad.

Foto: AFP.

La ciudad de Barranquilla comenzó hoy su tradicional carnaval, una fiesta que se inició con la Batalla de Flores, un espectacular desfile de carrozas, comparsas, disfraces y músicos al que acudió el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, con su familia y varios ministros de su Gobierno.

"Realmente es una fecha muy importante en la que estamos haciendo una apertura con los grupos folclóricos tradicionales", dijo a Efe la directora del Carnaval, Carla Celia, sobre el aniversario del reconocimiento internacional de la fiesta.

La inclusión en la lista del Patrimonio de la Unesco convierte el carnaval "en una fiesta que ya no solo es importante para los barranquilleros sino para todos los colombianos y para toda la humanidad como dice la declaratoria", aseguró a Efe la ministra de Cultura de Colombia, Mariana Garcés, presente en el desfile.

El Carnaval de Barranquilla, considerado una de las diez fiestas carnestolendas más importantes del mundo, paralizó hoy esta ciudad con la Batalla de Flores, un desfile en el que 16 monumentales carrozas hicieron un recorrido de seis kilómetros por la Vía 40 o "cumbiódromo" como también se le denomina.

Las carrozas salieron adornadas con vistosos colores y decoraciones en las que se pudo apreciar toda la tradición y la historia de más de un siglo de este carnaval.

Según los relatos históricos, el Carnaval de Barranquilla tiene su origen en los festejos españoles traídos a América por los conquistadores que en el Nuevo Mundo se mezclaron con las tradiciones africanas de los negros esclavos y con las de los pobladores indígenas.

Esta simbiosis de culturas hace que este carnaval sea la fiesta más democrática del país, en la que durante cuatro días ricos y pobres se juntan bajo la única consigna de celebrar antes de la llegada de la Cuaresma.

Esto se resume en la consigna con la que los barranquilleros promueven su carnaval: "Quien lo vive es quien lo goza".

Este sábado, ni el presidente Santos, con su esposa, María Clemencia Rodríguez, se perdieron la fiesta.

"El país tiene que entender que como lo han hecho en el carnaval, hay que cambiar la batalla de las armas por la batalla de las flores", dijo el presidente en una declaración en la que hizo un símil de la celebración de hoy con su empeño de alcanzar la paz en el país.

El Carnaval de Baranquilla, "es un símbolo de Colombia para el mundo, una obra maestra pintada por millones de manos", resumió Celia.

El carnaval continuará mañana con la Gran Parada de Tradición, un desfile en el que se puede apreciar toda la riqueza y diversidad cultural que hacen de esta fiesta un patrimonio de Colombia y de la Humanidad

EFE.
PUBLICIDAD
Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad