Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/11/1995 12:00:00 AM

EL CARTERO

Esta película italiana, todo un homenaje a la poesía, es sin duda la cinta más hermosa del año.

DIRECTOR: MICHAEL RADFORD
PROTAGONISTAS: MASSIMO TROISI, PHILIPPE NOIRET, MARIA GRAZIA CUCINOTTA .

SI ESTE AÑO HA habido una película que no debe dejar de verse, esa película se llama El cartero. Quizás desde que Cinema Paradiso obtuvo el Oscar a la mejor película extranjera en 1989, ninguna cinta europea había causado tanto impacto emocional en el gran público. Curiosamente, las dos tienen varios puntos en común. Son italianas, ambas están escritas en un tono cargado de nostalgia y tanto la una como la otra suceden en un pueblo recóndito del Mediterráneo italiano. Pero si Cinema Paradiso fue una oda alrededor del cine, El cartero es un homenaje a la poesía.
Dirigida por un director relativamente desconocido por el espectador común -Michael Radford, el mismo que llevó a la pantalla "1984"- y basada en la novela homónima del escritor chileno Antonio Skarmeta, la película es la historia de la relación surgida entre un improvisado cartero del lugar y Pablo Neruda, cuando el poeta chileno estuvo exiliado en un pueblito pesquero de la Italia de comienzos de los años 50.
En la mitad de un paisaje natural y urbanístico sobrecogedor sucede el encuentro entre un hombre que huye del trabajo de su padre, la pesca, y un Neruda en plena ebullición, capaz de cambiarle el curso de la vida a su nuevo amigo con la fuerza de las palabras transformadas en metáforas.
Todo en la película está dispuesto para la ensoñación. La excelente banda sonora, los decorados preciosistas, la delicada escenografía, la inocencia de los personajes y la belleza de los diálogos danzan en torno de la poesía un ritual ingenuo colmado de melancolía. Porque no cabe duda de que la película es ingenua, casi infantil, pero quizás esta característica es su principal virtud, en la medida en que es precisamente esa ingenuidad infantil la que cubre de maravillas el encuentro del cartero y su pueblo con la poesía y su majestuoso creador: Pablo Neruda.
El papel del poeta chileno corre por cuenta de Philippe Noiret, a quien el público recuerda como el proyeccionista de Cinema Paradiso. Sin embargo, quien cautiva el corazón de los espectadores es el cartero, interpretado por Massimo Troisi, un destacado actor y director italiano prácticamente desconocido en Colombia. Su rostro melancólico y sus conquistas amorosas serán difíciles de olvidar, sobre todo si se tiene en cuenta el destino de su carrera. Trabajó en la película afectado gravemente del corazón y murió de un infarto el día que terminó la filmación el año pasado, una tragedia que no ha hecho sino alimentar el simbolismo de una cinta que toca las fibras íntimas de la poesía que cada espectador lleva dormida en el pecho.


ASESINOS
La más reciente locura de Sylvester Stallone no es otra cosa que una apología del sicariato.
DIRECTOR: RICHARD DONNER
PROTAGONISTAS: SYLVESTER STALLONE, ANTONIO BANDERAS, JULIANNE MOORE.

LA SENSACION que ha causado en Hollywood Antonio Banderas parece estar llevando al actor español a bordear límites que pueden defraudar a muchos de sus seguidores, a cambio de unos buenos dólares.
En medio de una intensa actividad, fruto de películas como Entrevista con el vampiro, La casa de los espíritus, Rapsodia en Miami, Too Much y Desperado (segunda parte de El mariachi), Banderas ha caído en las garras de las películas de acción nada menos que al lado de uno de los líderes del género: Sylvester Stallone.
Sin embargo, a pesar de que actuar frente a Rambo le represente buena taquilla y buenos dividendos, desde el punto de vista cinematográfico el resultado ha sido por lo menos dudoso. La película, Asesinos, tiene el corte ideal para un actor que, como Stallone, solo puede ofrecer musculatura. No para un artista que antes de cautivar a Estados Unidos por su porte de macho latino, lo hizo por su talento interpretativo.
Independientemente del caso de Banderas, quien en esta ocasión hace el papel de un asesino a sueldo en competencia con su más recio rival (Stallone), la película, dirigida por el mismo realizador de Superman, es sólo un cotejo delirante entre dos matones elevados a la categoría de héroes. Con un agravante: se trata de toda una apología del sicariato, algo no muy simpático en un país que sabe como ningún otro lo que es un sicario convertido en héroe.
Pero aún si la moral es dejada a un lado, Asesinos no hace sino corroborar que las películas del otrora Rocky Balboa están mandadas a recoger hace rato. Para la muestra, sus más recientes y fracasadas realizaciones: El especialista, El demoledor y El juez, 3 cintas que no resisten mayor análisis.-
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.