Martes, 21 de febrero de 2017

| 2016/06/11 00:00

El conjuro 2

En esta película de terror la pareja de médiums de la primera parte viaja a Londres para ayudar a una familia con problemas de posesión. ** ½

Esta es la continuación de la historia que el director James Wan llevó a la pantalla en 2013. Está basada en un caso de la vida real.

Título original: The Conjuring 2
Año: 2016
Director: James Wan
Guion: Carey y Chad Hayes, James Wan y David Johnson
Actores: Patrick Wilson, Vera Farmiga, Madison Wolfe
Duración: 133 min

¿Qué le pedimos a las películas de terror? ¿Que nos hagan saltar media docena de veces en la oscuridad? ¿Que nos paseen elegantemente por habitaciones descompuestas, encontrando rostros tenebrosos en las esquinas? Si no pedimos más, todo esto lo tenemos –y muy efectivamente– en El conjuro 2.

Pero si queremos un poco más que esa inquietud se relacione de alguna forma con su contexto histórico, que esos saltos conduzcan a hacernos pensar sobre comportamientos humanos y nos ayuden a cuestionarnos, El conjuro 2 no resulta tan satisfactoria. Y pedirle más a estas películas no es del todo descabellado; el año pasado estrenos como El Babadook y Está detrás de ti demostraron que, además de sobresaltar, las películas de miedo pueden hacer pensar.

En este segundo capítulo oficial de la serie (un capítulo no oficial vendría a ser Annabelle), el matrimonio de los Warren (Patrick Wilson y Vera Farmiga) viaja a Londres en 1977 a constatar para la Iglesia católica lo que sucede en una casa de un barrio de clase media-baja, donde una presencia amenazante asedia a una familia compuesta por una madre, dos hijas y dos hijos.

Los médiums estadounidenses siguen pareciendo una pareja de cantantes de country, glamorosos, comprensivos y sonrientes, que entienden su oficio como una forma de ayudarle a la gente y que ven las acusaciones de fraude como una dolorosa penitencia que deben pagar. La familia inglesa aparece apenas esbozada, la única que tiene alguna característica es Janet (Madison Wolfe), la niña de 11 años que termina poseída por el fantasma de un hombre de 72 años.

El director James Wan, creador de varias series de terror que incluyen Saw, Insidious y esta misma, maneja magistralmente la cámara, que se mueve fluida y constantemente para producir una inquietud que, de vez en cuando, se cristaliza en un salto aterrado.

La efectividad de la película reside en el contraste entre los movimientos largos de cámara, que recorren corredores y cuartos, y las apariciones momentáneas de un rostro acompañado de algún golpe sonoro. Ahí salta uno y se aterra y teme lo peor.

El placer masoquista que ofrece El conjuro 2 en sus dos horas largas es hacerlo sentir a uno como un ratón con el que un gato se entretiene, haciéndolo saltar a veces, a veces dejándolo en paz, a veces amenazando con hacer saltar para arrepentirse en el último momento, sin saber si esa pausa es placentera o cruel o una combinación de las dos.

Algunos elementos que podrían haber enriquecido la película pasan a segundo plano. El momento que vive Inglaterra, con el surgimiento de Margaret Thatcher y el colapso del Partido Laborista, podría haber subrayado la pobreza de la familia; el encuentro entre estos dos estadounidenses telegénicos y bronceados, cargados con el optimismo del Nuevo Mundo, con una familia aterra0da, también podría haberles dado matices a los encuentros sobrenaturales.

Pero no hay lugar para eso. Solo hay saltos aterrados, recorridos vertiginosos por esta casa despintada y presencias sobrenaturales que se multiplican sin explicación.

CARTELERA

**** Excelente  ***½ Muy buena   *** Buena   **½ Aceptable  ** Regular  * Mala

Trumbo **½

Biografía juiciosa y poco imaginativa del guionista de la época dorada de Hollywood, marginado por su militancia comunista.

El último paciente **½

La primera película estadounidense del mexicano Michel Franco balancea frialdad formal y melodramatismos en la historia de un enfermero traumatizado.

Magallanes ***

Coproducción colombo-peruana que muestra efectivamente las secuelas emocionales y morales de los años de represión militar.

La maestra de kínder ***½

Drama israelí sobre una mujer que descubre el talento extraordinario para la poesía de un niño de 5 años.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.