Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/6/2003 12:00:00 AM

El cuerpo como arte

Rosemberg Sandoval ha trabajado con sangre, orines, semen, pelos púbicos, entre otras cosas. En 'Mugre', su más reciente obra, que se puede ver en Bogotá, pintó con el cuerpo de indigentes.

A traves de sus performance Rosemberg Sandoval ha llegado a escandalizar pero también a generar fuertes cuestionamientos. Su obra incluye decenas de propuestas que han dado mucho de qué hablar. En Baby Street limpió a un gamín de la calle con toallas y alcohol, "en un ritual cruel, realista y conmovedor cuya duración era de casi 20 minutos", escribió Miguel González, director del Museo La Tertulia de Cali unos años atrás.

En otra ocasión, a comienzos de los 80, optó por cubrir de papel periódico el interior de una galería en Bogotá, de tal manera que los espectadores que entraban al lugar comenzaran a sentir un intenso calor, producto del periódico que, a diario, cobija a tantos indigentes en Colombia. También ha escrito en el piso con el pelo de cadáveres y también ha tejido mallas con vísceras y tierra.

Hace cuatro años en La Tertulia cargó en sus hombros a un indigente y con su cuerpo sucio pintó en paneles horizontales, sin dejar que pisara el suelo, "señalando así cómo el uso de un indigente era un acto significativo y no ausente de una amarga y mordaz poesía", dice González.

Bajo ese mismo concepto, en la Galería Valenzuela y Klener de Bogotá, hay expuestas por estos días varias obras que el artista también realizó con el cuerpo de indigentes, esta vez de manera privada. Primero tuvo que convencerlos, un proceso nada fácil, y luego empleó un poco de agua para que la Mugre, como se llama su obra, suelte sobre el papel. Son obras que se constituyen en "la rearticulación de la mugre como espíritu iluminado, como historia, riesgo, entraña y forma irreversible construido así mismo sobre la piel de un ser diluido por la sociedad", dice el artista.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?