Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1985/12/09 00:00

EL CUMPLEAÑOS DE LOS GRIMM

Hace dos siglos nacieron los hermanos Grimm y con ellos, los sueños de millones de niños

EL CUMPLEAÑOS DE LOS GRIMM

"Erase un leñador que vivía con su mujer y sus dos hijos junto a un gran bosque". De esta o parecida manera comienzan los cuentos de los hermanos Grimm, y siempre tienen un desenlace feliz. En estos meses celebramos el 200 aniversario de su nacimiento. Los cuentos de hadas, como se sabe, son narraciones breves en las que ocurren cosas fantásticas, hasta diríase mágicas, en un mundo irracional dominado por fuerzas tenebrosas. Están plagados de brujas malignas, siempre maquinando horrores increíbles; de niños perdidos en bosques tenebrosos; y en el cuento del "Príncipe encantado", la rana, pésima croadora, se convierte en un apuesto mozo para llevárselo en palmitas. A el espera también la "Bella durmiente", hasta que por fin la despierta con un beso.
En otro lugar, el lobo feroz trata de comerse a los "Siete cabritos" mientras que los esforzados "Siete suabos" siguen impertérritos su camino... hasta que todos acaban ahogándose lastimosamente. Empero, al fin siempre vence el Bien. Esto es lo que da trabazón a los cuentos. El filósofo Ernst Bloch los calificó de "utopías de un mundo mejor", y Bruno Bettelheim, uno de los sicólogos de la infancia más conocidos, demostró hace unos diez años la importancia de los cuentos para el desarrollo síquico del niño. "El cuento es el espejo mágico que refleja el mundo íntimo del niño, sus temores, anhelos y fantasías, y a la vez pone en evidencia las medidas necesarias para encauzar su camino de maduración", escribió Bettelheim en su libro que ya en el título alude a tal necesidad: "Los niños necesitan cuentos", y que pronto se convirtió en bestseller, tal como lo son desde tiempo ha los libros de los hermanos Grimm.
"No son nada ideado, inventado, sino un sedimento de las más viejas creencias del pueblo yfuente inagotable de los mitos en realidad más puros" así caracterizó Jacob Grimm (1785-1863) el origen de los cuentos. Con incansable ímpetu, tanto él como su hermano Wilhelm (1786-1859) habían dedicado la vida entera a investigar y compilar todo "lo que el pueblo cuenta". Anécdotas, chascarrillos, sagas y cuentos. Entre 1812 y 1815 publicaron su obra más popular, "Cuentos infantiles y del hogar", que en muy poco tiempo fue traducida a numerosas lenguas y aún sigue siendo leída--hoy en más de 70 países--con el mismo interés y fascinación que antaño .
Todavía hace más interesante a estos hermanos el mérito de haber elaborado los fundamentos de la filología germánica con sus investigaciones linguísticas, el haber sido testigos patrióticos de una época muy movida políticamente, luchando por una constitución liberal y por la democracia.
Nacieron en Hannau, a pocos kilómetros de Francfort. Jacob, el 4 de enero de 1785, Wilhelm el 24 de febrero de 1786. El padre, de profesión funcionario administrativo, murió muy pronto. Ello significó tiempos muy duros para los hermanos Grimm, ya que carecían de medios, y no sólo para Jacob y Wilhelm, sino también para otros tres hermanos y una hermana. Lograron subsistir con grandes estrecheces. De 1798 a 1802 Jacob y Wilhelm asistieron al liceo en Cassel, luego estudiaron jurisprudencia en Marburgo. Posteriormente volvieron a Cassel, donde permanecieron casi 30 años como bibliotecarios.
Ya en 1806 habían empezado a recopilar cuentos. Pero sin contentarse con reunir el material: lo que les interesaba eran las raíces históricas de los cuentos. Y, al parecer, se remontan a tiempos anteriores a las sagas de héroes y dioses, cosa que sólo han demostrado investigaciones recientes.
Siempre se han narrado cuentos, transmitiéndose de generación en generación. Sólo que en un principio no se habían fijado por escrito, lo que dificultó las investigaciones.
En tal situación, se reveló como un auténtico golpe de suerte el encuentro con una cierta Dorothea Viehmann esposa de un sastre de Cassel, que sabía tal cantidad de cuentos que la pluma de los investigadores no daba abasto. La Viehmannin, como ambos la llamaban, era de confesión hugonote, y probablemente mezcló gran cantidad de cuentos de origen francés entre las historias, lo que se comprobó más tarde. Sus narraciones constituyeron la base de los "Cuentos infantiles y del hogar".
En 1829, Jacob y Wilhelm Grimm se trasladaron de Cassel a Gotinga, donde recibieron cargos profesorales, primero Jacob y luego Wilhelm. Empero, el panorama político de la época no parecía tan ordenado como el de los cuentos. Especialmente Jacob Grimm sufrió numerosas represalias de parte de la autoridad. Cada vez prestaba mayor interés a la política, y más tarde hasta perteneció al "Parlamento de la Paulskirche", tras haber perdido los dos hermanos su cargo en Gotinga, debido a su valiente protesta contra la revocación de la constitución de Hannover. Jacob tuvo muchas dificultades como político que empeñara su palabra en pro de la unidad de Alemania, y esto se puso de manifiesto reiteradamente tras el fracaso del movimiento de la Paulskirche. Sin embargo, en 1840, el rey de Prusia, Federico Guillermo IV, designó a los hermanos Grimm miembros de la "Academia de Ciencias" con sede en Berlín, donde Wilhelm falleció el 16 de diciembre de 1859 y Jacob cuatro años más tarde.
Hace unos años se cumplió otro de sus proyectos: la terminación de su "Diccionario Alemán". Más de 120 años exigió la exacta catalogación del léxico alemán, antes de poder aparecer la obra secular en 1960 (fue presentada el año pasado en la Feria del Libro de Francfort, en 33 volúmenes de edición de bolsillo). Abarca 35 mil páginas: un compendio imprescindible para quienes se ocupan de la lengua. "El Grosse Crimm" es un bazar, un impresionante gran almacén del espíritu..., que le enseña (al lector) línea por línea cuán fascinante es la riqueza de su lengua materna y cuán menguada es, en comparación con tan rica oferta, la probabilidad de llegar a dominar algún día la amada lengua alemana", anotó el único profesor de retórica en Alemania, Walter Jens, de Tubinga, en el Frankfurter Allgemeine Zeitung. Probablemente, así es. --
·Peter Hintereder -

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.