Lunes, 16 de enero de 2017

| 1987/05/04 00:00

EL DESQUITE

La 59 edición de los premios Oscar, una revancha para Paul Newman y Michael Caine

EL DESQUITE

La novedad en esta ocasión fueron los gestos de Marlee Matlin, la actriz sordomuda que ganó el premio como la mejor actriz. Y no es que la 59 velada de la entrega de los premios Oscar hubiera estado exenta de sorpresas, sino que el galardón a la protagonista de "Te amaré en silencio" fue la oportunidad para ver en el escenario algo "distinto" a lo de todos los años. "Quizás desde cuando subió aquí mismo Shirley Temple con sus escasos años, no se véía algo tan curioso y conmovedor", opinó un infaltable a la ceremonia de entrega de las estatuillas.
La gran sorpresa de la noche fue la entrega de sólo cuatro Oscares a la película "Pelotón", del director Oliver Stone, cuando había sido nominada en ocho categorías. Sin embargo, dos de los cuatro premios recibidos, Oscares a mejor película y a mejor director, son considerados como los más importantes galardones de este evento. La cinta, inspirada en la propia experiencia de Stone, quien se considera veterano de la guerra del Vietnam por haber acompañado a la 25 División de Infantería, busca mostrar los horrores de la guerra, pero en particular, los de la guerra del Vietnam. Este joven director, conocido por su trabajo como guionista de películas como "Expreso de medianoche" y "Cara cortada", recibe por primera vez un Oscar, que llega a recompensar una década de trabajo para sacar adelante esta película, considerada como la más cruda de cuantas se han hecho sobre ese tema manido. Los otros dos Oscares, de los cuatro que recibió "Pelotón", fueron los otorgados a mejor sonido y a mejor edición, respectivamente.
Otras películas ampliamente nominadas y que, al final, recibieron menos de lo que esperaban, fueron "Habitación con vista", "Hannah y sus hermanas", "Inmigrante" y "La misión", ninguna de las cuales ganó premios importantes. "Habitación con vista", una divertida adaptación de la comedia de E.M. Forster, nominada a ocho Oscares y dirigida por James Ivory, ganó los premios a la mejor adaptación, hecha por Ruth Prawer, al mejor vestuario y a la mejor dirección artística y diseño de escenario. Por su parte, "Hannah y sus hermanas", una de las películas más aplaudidas en Colombia en el último año, ganó en tres de las siete categorías para las que fue nominada: Oscar a mejor guión original, a la mejor actriz de reparto y al mejor actor secundario. Otra decepción fue la que se llevó la pelicula "Inmigrante", nominada para siete Oscares, pero sólo mereció los correspondientes a mejor edición de efectos sonoros y a mejores efectos visuales. Por último, el gran oso de la noche lo hizo "La misión". Recibió a manera de gol de la honrilla, el Oscar a la mejor fotografía, después de ser nominada para siete galardones.
NUNCA ES TARDE
Pero no todo fue desencanto. Los premios a mejor actriz, a mejor actor y a mejor actor y actriz de reparto, fueron muy bien recibidos. El Oscar a mejor actriz se lo llevó Marlee Matlin por su personificación de Sarah Norman en la película "Te amaré en silencio", basada en un ovacionado drama de Broadway. La historia de una mujer sordomuda que se enamora de quien fuera su profesor en el instituto donde ella vivía desde niña, fue el papel que consagró a esta debutante extraordinaria que saltó a la fama. Finalmente, esta fue la noche tan esperada por Paul Newman y Michael Caine. El primero de estos dos veteranos actores recibió el Oscar a mejor actor por su papel de viejo timador del pool en la película "El color del dinero". Newman, más allá de la mitad de su vida, se sacó un clavo: después de haber sido nominado para este premio en siete oportunidades anteriores, lo ganó pero, como si fuera una revancha, no estaba esa noche para recibir la estatuilla. Michael Caine, por su parte, ganó el Oscar por su desempeño como mejor actor secundario en la película "Hannah y sus hermanas". Caine recibió este primer Oscar después de haber sido nominado en cuatro oportuniclades anteriores. Este desfile de actores lo cierra Diane West, compañera de Caine en la cinta "Hannah y sus hermanas" al recibir el Oscar a la mejor actriz de reparto.
Esta 59 entrega de los premios Oscar la cerraron Herbie Hanock, quien ganó el premio a la mejor musicalización en la película Round Midnight, un drama francés que narra la historia de los últimos días de un músico de jazz en París. El premio a la mejor canción lo obtuvo la película Top Gun por su tema principal Take my Breath Away. La última sorpresa de la noche la dio el galardón a la mejor película extranjera otorgado a Holanda por su filme "El asalto", que vino a desbancar la fe ciega que muchos tenían en la película francesa Betty Blue, cuyo éxito de taquilla en Colombia confirma el gusto que se tiene por el cine "distinto" al norteamericano.
Pero, como siempre, aparte de sorpresas y de desencantos, la entrega de Oscares fue, otra vez, el espectáculo para demostrar que, a sus cien áños de edad, Hollywood sigue con vida. Y, también, para confirmar que la entrega de estas estatuillas hace subir la taquilla de las películas nominadas y premiadas y, para ello, se requieren de golpes de suerte o de negocios como ese: darle el premio a una sordomuda y que ésta en su alfabeto manual, conmueva al auditorio.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.