Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/2/1995 12:00:00 AM

EL DESTAPE DE CASTRO<BR>VOLIANDO M...<BR>RECOMENDADO



EL DESTAPE DE CASTRO
Hasta dónde la poca complacencia de Jaime Castro con los medios -tan acostumbrados a la obsecuencia de los funcionarios- tuvo que ver con el desprestigio que rodeó su gestión.


JAIME CASTRO:
TRES AÑOS DE SOLEDAD
JUAN MOSCA.
CARICATURA DE VLADDO
OP GRAFICAS
BOGOTA, 1994
$ 7.500

ESTE LIBRO NO plantea, ni mucho menos, un tema de índole local, reducido a la realidad bogotana. Muestra al lector que quiera verlo hasta dónde puede ser nefasto para el derecho de información el manejo irresponsable, por parte de los medios. de ese juguetico tan de moda llamado imagen.
Para la muestra un botón: este extenso reportaje a Jaime Castro revela cómo su imagen iba siempre por un lado, porque nunca le paró bolas, y su gestión iba por otro lado, que nada tenía que ver con la percepción del ciudadano. Y no es exagerado afirmar que pocas veces un servidor público de su jerarquía ha sido en Colombia tan duramente controvertido y atacado, ni ha alcanzado niveles similares de desprestigio. Sería interesante averiguar hasta dónde la nula complacencia de Castro con los medios, tan acostumbrados a la obsecuencia de los funcionarios, tuvo que ver con esa percepción rotundamente negativa de la gestión del Alcalde distrital durante tres años. Le guerrilla medios-Alcalde atravesó varias etapas, que el lector puede establecer fácilmente: ve primero a un alcalde recién posesionado, que llega con una aureola de preparación y seriedad. Se le comienza a fustigar, porque dizque no existe. Demuestra que sí existe al tomar decisiones, que son atacadas y condenadas sin fórmula de juicio, como la valorización, el autoavalúo, la privatización de los servicios públicos. Se ignora el logro que obtiene al conseguir el desmonte de la coadministración en las empresas públicas, hecho que, además, lo enfrenta a la clase política. Se le acusa de dictador y se le acuña la frase "yo, Castro", por su empeño en elaborar el Estatuto Orgánico de Bogotá, instrumento imprescindible -según el Alcalde- para devolverle la gobernabilidad a la ciudad. Finalmente, parece, que se ha producido una tregua, lo que está permitiendo valorar con cierta ecuanimidad la gestión del controvertido personaje.
Si no es por las características especiales de este caso, brevemente comentadas el libro hubiera pasado sin pena ni gloria. Su interés está en que proporciona la versión de los hechos dada por Castro, y esto es algo inusual en Colombia: pocos funcionarios se toman el trabajo de explicar su propia actuación con el fin de someterla al juicio de la opinión pública. Y hay que señalar que Castro sale bien librado, como gestor de las bases jurídicas, administrativas y fiscales que propiciarán el despegue de Bogotá. Claro que tampoco puede decirse que el Alcalde sea la víctima indefensa del paseo: aprovecha para sacarse el clavo con todos aquellos que, según él, pecaron de oportunistas políticos o no quisieron colaborarle. Pone con saña en la picota a los medios y a varios personajes, como Rudolf Hommes, Humberto de la Calle, José Blackburn, César Gaviria, José Fernando Castro, Samuel Moreno Rojas, María Izquierdo, Pastrana... mejor dicho, no hay bala perdida.

VOLIANDO M...
LOS GRANDES GALARdones literarios españoles han dejado de ser la ocasión para celebrar a un gran escritor y son ahora la bufonada del año en el mundo cultural. En efecto, los premios Planeta, Cervantes y Príncipe de Asturias (versión literaria) se han convertido en un verdadero V.I.P. En cada oportunidad los miembros de tan exclusivo club, integrado por el boom latinoamericano y algunos notables españoles, se dan esos premios unos a otros.
Aunque a veces el jurado falta al rigor de las precedencias, y entonces se arma la gorda, como dicen por allá. Así ocurrió este año con el Cervantes, que fue otorgado a Vargas Llosa, saltándose a Cela, el cual se enfureció y, en un alarde de finura, dijo que el favorecido "estaba untado de muerda". Al preguntársele si de esa forma cuestionaba la obra del peruano, contestó "no, estoy cuestionando a la mierda". Bonito desenlace para un certamen que enaltece el idioma, aunque de todas maneras deberían guardarse los turnos, no vaya a ser que de buenas a primera empiecen a repetir favorecidos sin darse cuenta.


RECOMENDADO

HISTORIAS DE AMOR EN ALCOBAS REALES
SU ALTEZA REAL PRINCESA DE KENT
TRADUCCION DE ADELAIDA RUIZ
JAVIER VERGARA EDITOR
BUENOS AIRES, 1994

HE AQUI UN LIBRO DElicioso para leer en las vacaciones: entretenido, agradable y encarretador. La princesa de Kent, de las entrañas de la realeza británica, escribe sobre cinco mujeres que despertaron un inmenso amor en otros tantos soberanos. Son ellas Diana de Poitiers, Nell Gwyn, madame de Pompadour, María Walewska y Lola Montez, amantes de Enrique II, Carlos II, Luis XV, Napoleón y Luis I de Baviera.
Ninguna de ellas fue un capricho amoroso ni una aventura pasajera, sino una verdadera pasión que llegó a marcar época por sus características y sus repercusiones. Dentro del conjunto sobresalen por su calidad la narración de las historia de Diana de Poitiers y de la marquesa de Pompadour, pues la autora se extiende en proporcionar un entorno histórico y político que hace más interesante la lectura.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.