Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1997/10/20 00:00

EL DIA DE LA BESTIA

Esta galardonada cinta española es una divertida sátira contra todos los cultos contemporáneos.

EL DIA DE LA BESTIA

El nuevo cine español tiene representantes tan irreverentes y osados como Alex de la Iglesia, un creativo del comic que se estrenó tras las cámaras en 1992 con Acción mutante, una comedia futurista mediante la cual el joven director quiso burlarse de los prototipos estéticos humanos. Con un éxito inusitado en su ópera prima, De la Iglesia no dudó en medírsele a su segundo filme. Se trata de El día de la bestia, otra personalísima comedia negra con la que el director intenta explotar lo mejor del típico humor de los españoles, desenfadados a la hora de burlarse de ellos mismos... y del ser humano de cualquier latitud. La película narra la historia de un frenético sacerdote que luego de más de 20 años de estudiar el Apocalipsis ha encontrado la clave del misterioso texto. Según sus cálculos desentrañados del texto de San Juan, el demonio nacerá en Madrid el 25 de diciembre de 1995, justo el día en que él descubre la profecía. Ante semejante hecatombe el cura decide detenerlo dejándose tentar por el mismo diablo, cometiendo en su intento por encontrar a Luzbel toda suerte de crímenes y atropellos contra la humanidad. La divertida y corrosiva comedia no deja de burlarse ni un instante de los fanatismos religiosos y de otros órdenes, desde las presunciones católicas alrededor del fin del mundo hasta las más retorcidas creencias nacidas con la Nueva Era. Todo esto enmarcado dentro de la realidad urbana contemporánea, con sus recónditos personajes nocturnos y sus alienados esperanzadores. Con esta película Alex de la Iglesia ha demostrado que tiene cuerda para rato.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.