Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2010/08/14 00:00

El Diván de Oriente y Occidente

El Diván de Oriente y Occidente

El nombre de la orquesta de Barenboim no es producto del azar. La idea nació en 1999 en Weimar. El nombre se deriva de una colección de poemas de Wolfgang von Goethe, uno de los primeros europeos interesados por el mundo árabe, quien a raíz del descubrimiento de la poesía del persa Hafiz escribió su Diván de Oriente y Occidente. Weimar fue residencia de Bach, Liszt, Schiller, Goethe y Wagner, y también fue el lugar donde se asentó durante la Segunda Guerra el campo de concentración de Buchenwald, una ciudad que para Barenboim está ligada íntimamente con las entrañas mismas del conflicto entre el mundo árabe y el Estado de Israel. Para él, una metáfora de fraternidad.

Pero por encima de cualquier consideración está lo musical. La orquesta de Barenboim es para muchos la quintaesencia de lo mejor de ese mundo, una reunión de músicos de talento excepcional. De hecho, algunos son miembros de orquestas como la Filarmónica de Berlín, la Sinfónica de Damasco, la Filarmónica de Israel y la Sinfónica de El Cairo. El director israelí, nacido en Argentina, es además uno de los músicos más grandes y versátiles de la historia: pianista legendario, ha obtenido cinco Grammys y, junto con Edward Said, un Premio Príncipe de Asturias en 2002 por su trabajo al frente de este proyecto. Dato de cierre: no es la primera vez que visita Colombia: en 1960, con solo 17 años de edad, tocó en el Teatro Colombia de Medellín las 32 sonatas de Beethoven.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.