Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/20/2013 12:00:00 AM

“El ideal de la disquera salvadora está mandado a recoger”

Bomba Estéreo suena con fuerza en Europa y ya conquistaron África. Semana.com habló con Simón Mejía y Liliana Saumet, dos de sus integrantes.

Semana.com: Son muchas las agrupaciones que se han dedicado a combinar los sonidos colombianos con otros géneros, ¿qué hace diferente a Bomba Estéreo?

Simón Mejía: La forma en que hacemos música. Antes no era tan común utilizar la electrónica para fusionar ritmos folclóricos, eso en su momento nos dio un sello distintivo. Nuestra música tiene un poco de todas las regiones porque de los cuatro integrantes del grupo hay uno de la Guajira, uno de Santa Marta, uno de Pereira y otro de Bogotá.

Liliana Saumet: Bomba Estéreo tiene su propia personalidad, somos una mezcla de música y de ideas, es como un río que fluye sin que lo impulsen.

Semana.com: Liliana hizo la canción ‘Huepaje’ y era uno de los tantos artistas invitados, ¿cómo fue que terminó siendo la voz líder?

S.M.:
Yo fui el primer integrante de la banda. Cuando hice ese disco, Bomba Estéreo era un formato abierto de música electrónica con fusiones, donde invitábamos gente para que entrara y saliera. Grabé con muchos cantantes y Liliana fue la que más encajaba con el estilo de música. Ella trabajaba con muchos raperos y a la vez tenía arraigadas las melodías del folclor. Fue como un ‘match’ automático, le dije que siguiéramos trabajando y ella aceptó, comenzaron a salir más toques, armamos canciones y ahí se disparó el grupo.

L.S.: Simón buscaba una cantante de cumbia, yo hice la canción y a él le gustó como quedó, incluso la escogieron para un compilado de una disquera. Simón me pidió que trabajara con él y acepté porque había química, a pesar de ser 'cachaco' tiene un sabor muy ‘chévere’ (risas) que yo no había visto antes, empezamos a tocar y la vida se encargó de unirlo todo.

Semana.com: ¿Qué es lo más difícil de ese ‘engranaje’?

S.M.:
La convivencia. Es necesario hacerte consciente que uno no es una rueda suelta. El ego en los artistas a veces es difícil de manejar, pero hasta ahora todos hemos comprendido eso, lo importante es respetar lo que hacen los demás.

L.S.: La verdad, las cosas no han sido tan difíciles por la química que hay entre todos. En el caso de los dos, yo hago letra y la melodía y él la pista, pero afortunadamente todo se ha dado tan natural, que en ocasiones él me pasa justo lo que yo necesito para plantear mis ideas y solo es limpiar y retocar. Lo difícil es cuando tienes presiones de tiempos por giras, para nuevos álbumes, etc.

Semana.com: ¿Cuándo empezó el amor por la música?

S.M.: Toda la vida. siempre sentí pasión por la música aunque soy artista visual. Siempre tuve bandas en el colegio y en la universidad. Ahora con Bomba Estéreo esto si se convirtió en una profesión.

L.S.: Yo diría que desde antes de nacer. Yo soy costeña y para mí la música es todo.

Semana.com: ¿Sí fue ‘Fuego’ la canción que partió la historia de Bomba Estéreo en un antes y un después?

S.M.:
Yo creo que sí, en la lírica ‘Fuego’ fue de las primeras cosas que hice cuando pasó por tres cantantes antes de Liliana, pero cuando ella la agarró se cerró el circulo y quedó una gran canción. ‘Fuego’ fusiona cumbia, reggae, power y definió el sonido de Bomba Estéreo, no cabe duda que tiene cadencia y sigue llenando tarima, ha sido una canción muy fuerte en vivo.

L.S.: Fuego nos ha llevado lejos, fue un 'hit underground' pero más que cambiarnos, nos dio a conocer y nos llevó a plataformas más grandes.


Semana.com: Después de la gira por África, ¿con qué expectativas vienen?

S.M.:
Con ganas de explorar más, de seguir intercambiando y unir las fronteras de América con África. Queremos abrirnos más en Colombia, y que la gente vea más allá del vallenato y el reggaeton. Nos identificamos mucho con los africanos y hasta participamos en conversaciones en algunas universidades de Sudáfrica.

L.S.: Seguir transmitiendo nuestro mensaje, haciendo música y seguir viviendo llenos de alegría. 

Semana.com: Si hay otras agrupaciones que han triunfado en Colombia y en el exterior son ChocQuibTown y Herencia de Timbiquí, ¿qué opinan de ellos?

S.M.:
Los dos me gustan mucho. Herencia de Timbiquí es un universo impresionante y ellos sí que tienen legado con África, además le dan visibilidad a esa otra costa colombiana no tan explorada.

L.S.: Son geniales, están renovando la música colombiana y se interesan por el folclor. Es increíble y gratificante que ahora en los ‘top’ musicales hayan siempre tres o cuatro agrupaciones independientes rescatando la cultura, sembrando orgullo y cambiando la cara del país.

Semana.com: A pesar de que ustedes han tenido éxito, sobresalir en el mundo musical no es fácil, ¿qué consejos darían para hacer música que la gente de verdad quiera escuchar?

S.M.:
Que hagan lo que les gusta y lo hagan con honestidad y amor. Hay que esforzarse mucho para demostrar que lo que haces vale la pena, de ahí para allá es suerte. La música habla por sí sola. Ese ideal de la disquera salvadora está mandado a recoger, se necesita mucho trabajo.

L.S.: Lo importante es hacer lo que tengas en la cabeza, no importa si es raro, nuevo o diferente. Cree en lo que haces y no intentes parecerte a nadie, con pasión y dedicación todo se va dando.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.