Martes, 24 de enero de 2017

| 1994/03/28 00:00

EL INFORME PELICANO

Otra obra de suspenso del director Alan Pakula sobre los oscuros asuntos de Estado.

EL INFORME PELICANO

LOS ESCANDALOS políticos en las altas esferas del gobierno estadounidense no sólo son un tema recurrente en el cine gringo sino que han encontrado directores especializados. Uno de ellos es Alan Pakula, quien en la década de los 70 llevó a la pantalla, con mucho éxito, el caso Watergate, que terminó con la renuncia del presidente de turno, Richard Nixon. La película se llamaba Todos los hombres del presidenle, y en su momento causó sensación por la forma como Pakula había logrado contar en imágenes un asunto tan difícil.
Ahora, el mismo director ha vuelto a los delitos políticos con El informe pelícano, basada en la novela de ficción de John Grisham. el autor de The Firm (Fachada). Protagonizada por Julia Roberts y Denzel Washington, la película narra las circunstancias suscit ad as a raíz del extraño asesinato de dos jueces de la Corte Suprema. Roberts hace el papel de Darby Shaw, una sobresaliente estudiante de derecho que por cuenta propia fabrica una teoría muy cercana a la real sobre los probables asesinos. Denzel Washington es Gray Grantham, el astuto periodista que se convertirá en su mejor aliado para desenredar un crimen que puede involucrar al propio presidente de Estados Unidos. En más de dos horas de película, Pakula somete al espectador a fuertes dosis de suspenso, con varios instantes de tensión. Agentes del FB1, asesinos a sueldo, miembros del equipo de seguridad de la Casa Blanca, todos andan detrás de la inquieta estudiante de leyes y del intrigante periodista. Esta mutua búsqueda frenética, aquellos tratando de impedir que la investigación continúe y estos intentando recoger las evidencias del caso, le da forma a un filme cuyo objetivo principal es mantener al público sin pestañear. Y en cierta medida lo logra, a pesar de que en algunos momentos la esencia de la investigación quede desdibujada detrás de las persecuciones y las amenazas de muerte.


NOCHES DE CARTAGENA
SI EN ALGO ESTUVIERON DE ACUERdo los asistentes al Festival de Cine de Cartagena del año pasado fue en el despertar lento del cine latinoamericano. Cintas de la calidad de Un lugar en el mundo y Como agua para chocolate dieron pie para pensar que Latinoamérica estaba en capacidad de competir en excelencia en Europa y Estados Unidos.
Los organizadores del Festival de Cine de Cartagena, que comenzará el próximo 4 de marzo en La Heroica, han hecho esfuerzos para que el de este año sea igualmente destacado. En esta ocasión, además de la la invitación de jurados de la talla de Warner Herzog (destacado director alemán) y Regis Debray (escritor francés), entre las películas en competencia se presentarán cintas como Fresa y chocolate -filme cubano que acaba de recibir el Oso de Plata en el Festival de Berlín-, la argentina Tango feroz y la colombiana La gente de la Universal. En términos generales, será una de las versiones más concurridas en cuanto a participación latinoamericana lo cual es la confirmación del pequeño boom cinematográfico de la región.
PASIONES QUE MATAN
Zalman King sigue obsesionado con sus trágicos triángulos amorosos.
EN TODAS SUS REAlizaciones, el director Zalman King ha mantenido una constante obsesiva: los triángulos amorosos. Los ha imaginado de todas las maneras; unos, brutales y profundos; otros, esporádicos y simples. El juego de King se concentra no tanto en los amores debilitados como en el deseo fugaz pero intenso que puede llegar a destrozar a hombres y mujeres por igual.
Es el caso de Pasiones que matan, una película en la que una mujer (Brigitte Bako) aparentemente feliz en su noviazgo con un prometedor arquitecto (David Duchouny) se ve de golpe atraída por un desconocido (Billy Wirth) hasta tal punto que pone a riesgo su matrimonio y su vida entera.
Acostumbrado a seducir al público con múltiples escenas eróticas en toda clase de escenarios, esta vez el director intenta profundizar un poco más en la personalidad de los personajes, en explorar las causas que motivan a actuar por deseo antes que por amor y viceversa. Porque en última instancia es el acto irracional del deseo de donde parte King para darle desarrollo a la trama, con sus fatídicas consecuencias.
Lástima que la cinta no se aparte del tono moralista impuesto en las típicas películas del mismo género, como Orquidea salvaje y Atracción de dos lunas, entre otras, en las que existe siempre el mismo lenguaje, el mismo planteamiento y el mismo desenlace.

OTRA VEZ JUNTOS
Luego del sonado divorcio entre Angelica Huston y Jack Nicholson hace algunos años, después de 17 años de uno de los matrimonios más famosos de Hollywood, todo parecía indicar que la explosiva pareja no volvería a encontrarse frente a frente en la pantalla.
Para desmentir las falsas apreciaciones, Nicholson y Huston aceptaron hace poco ser los protagonistas de la próxima pelicula dirigida por Sean Penn, The Crossing Guard.
Ante la sorpresa de sus seguidores, ninguno de los dos tuvo reparo en aclarar que ya no existe rencor alguno y que su pasada relación no perjudicará el rodaje de la cinta del joven Penn. Pero nadie lo cree. Por el contrario, todo el mundo rumora que este no sera un encuentro netamente profesional.-

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.