Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 1995/09/18 00:00

EL LADO OSCURO DEL CORAZON

Aunque su temática existencial sea quizás un lugar común, esta historia de amor es capaz de revivir el espíritu.

EL LADO OSCURO DEL CORAZON

DIRECTOR: ELISEO SUBIELA
PROTAGONISTAS: DARIO GRANDINETTI, SANDRA BALLESTEROS, NACHA GUEVARA, JEAN-PIERRE RODRIGUEZ, ANDRE MELANCON.
POR LO MENOS PAra los aprendices de poeta, la historia puede no ser muy creativa Al fin y al cabo sus personajes parecen más un lugar común dentro del mundo literario de la intelectualidad y la bohemia. Un poeta errante, solitario, pobre y atormentado por sublimes problemas existenciales, que se prohíbe ser otra cosa salvo en los casos de emergencia económica que lo obligan a 'prostituirse'-según sus propias palabras- como publicista. Un par de amigos que lo secundan en sus peregrinaciones vagamundísticas: el primero, un escultor que sufre (o goza) los escándalos de su obra obscena; el otro, un europeo que, aburrido de la perfección del Antiguo Continente, abandona todo a cambio del caos y del realismo mágico suramericanos. Una prostituta que ejerce porque de alguna forma tenía que sostener a su hija.
A primera vista estas características son evidentes en cada uno de los personajes y no difieren en mucho de los prototipos que han desarrollado a través de la historia escritores y cineastas como punto de partida para la creación de personajes mucho más elaborados en el mismo contexto: un mundo despiadado con quienes tienen algún asomo de sensibilidad y libertad espiritual.
En estas circunstancias, ¿cuál es el mecanismo que activa el corazón de los espectadores para hacerlos volar con las mismas ganas de Oliverio, -el contrahéroe del filme- por algunos de los pasajes más bellos de la poesía de Mario Benedetti, Oliverio Girondo y otros más del parnaso rioplatense, sin que el efecto resulte manido o, en última instancia convertido en una serie de secuencias fílmicas que resume, con hermosas citas textuales, problemas existenciales sobre el amor y la muerte suficientemente descritos por los artistas modernos?
Una buena dosis de su realismo, que enlaza con armonía la realidad con la Imaginación; un humor cargado de ironía y patética tristeza, y un sentido del ridículo que vuelve aún más ridícula la vida asumida con total seriedad, son los elementos con que juega el argentino Eliseo Subiela, director, escritor y productor de la película, para hacer de El lado oscuro del corazón una cinta reconfortante en relación con la obsesión humana de vivir el amor al desnudo, sin la coloración rosada con que la sociedad suele maquillarlo, con la convicción de que inevitablemente el amor es por naturaleza trágico.
Oliverio busca una mujer que sepa volar. Esa es, precisamente, su razón poética. Y Subiela, con el mismo sentido poético, deja explícito su mensaje existencial: la posibilidad maravillosa, aunque instantanea, de liberar ese poema que cada ser humano lleva escrito como bitácora de vuelo y no se atreve a lanzar por los aires por temor a la condena.

TUMBA AL RAS DE LA TIERRA
Estrenada en Cannes el año pasado, es la sensación del cine escocés del momento.
DIRECTOR: DANNY BOYLE PROTAGONISTAS: KERRY FOX, CHRISTOPHER ECCLESTON Y EWAN MCGREGOR.
EN MEDIO DEL dominio estadounidense del mercado internacional cinematográfico, las producciones independientes son una isla paradisíaca en ese océano hollywoodense cada vez más unificado y monótono. Su éxito no es que sean mejores o peores: son diferentes, y eso basta para atraer adeptos.
Es el caso de Tumba al ras de la tierra, la cinta escocesa estrenada el año pasado durante el Festival de Cine de Cannes, que se ha convertido en una refrescante sorpresa cinematográfica. Basada en un excelente guión, la película ilustra la vida de tres jóvenes profesionales escoceses desde el momento en que deciden ofrecer en arriendo una de las habitaciones de su apartamento. Si en un comienzo el debate sobre la selección del nuevo compañero de casa es motivo de burlas y divertimientos, la elección final no lo será tanto. El nuevo huésped está destinado a cambiarles la vida.
Con hermosos juegos de iluminación, planos y secuencias, el director Danny Boyle enfrenta a estos tres jóvenes -sorprendidos por un futuro inesperado- en una lucha sicológica y hasta física alrededor de la moralidad en relación con la amistad, la traición, la mentira, la muerte, el delito y el terror ante el crimen manifiesto. Divertida, ágil, violenta, pero sobre todo inteligente, Tumba al ras de la tierra goza de una tensión sicológica que mantiene la curiosidad del espectador hasta el último minuto. Esta virtud, unida al acierto del director a la hora de manejar el espacio y el movimiento de los personajes en ese ámbito, dan buena cuenta de la fama de este filme elemental en su producción pero sólido en su cinematografía, algo que rara vez logran las superproducciones gringas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.