Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 1984/05/07 00:00

EL MONO DE LA PILA

La seguridad social es una obligación que el Estado no está atendiendo

EL MONO DE LA PILA

"Seguros del trabajo e inseguridad social", Oswaldo Duque Luque, Editorial Rodríguez, Quito, Bogotá, 1983, 170 páginas.
El tema de la seguridad social corre parejo con los reclamos que el ciudadano común y corriente hace a diario al Estado, a su patrono, a las instituciones que deben velar por el bienestar de la comunidad. Basta mirar el gran peso que se ha dado en las convenciones colectivas de trabajo al problema de la seguridad social, para darse cuenta que es algo más que una necesidad transitoria; los comentarios sobre el funcionamiento del Seguro Social; las expresiones sobre lo indispensable que se hace contar con un seguro de desempleo, la precariedad de los medios que se brindan a los colombianos en este tópico; todo ello contribuye a generar una enorme preocupación alrededor de la desprotección del trabajador, del pensionado, de las amas de casa. Hace poco, la contaminación en una importante empresa textil bogotana puso de relieve el peligro de muerte en que se encuentran los trabajadores, cuando están a merced de condiciones ambientales o higiénicas deplorables.
Oswaldo Duque, abogado laboralista, se ha propuesto en esta obra resaltar el problema para mostrar un aspecto de la realidad laboral que no ha sido atendido en su real envergadura por los abogados, los médicos, los funcionarios del gobierno. Su conclusión va en el mismo sentido que las quejas de miles de ciudadanos, que claman a gritos por la inexistencia de una política social en Colombia, a pesar de las protestas en contrario que han hecho los funcionarios del gobierno. El autor concluye que el Estado no está atendiendo esta obligación constitucional, en ninguno de los campos.
No sólo para las organizaciones sindicales, que obviamente tienen que estar preocupadas por la situación de inseguridad social en que viven sus afiliados, sino también para los patronos y para el gobierno, las inquietudes que levanta este trabajo de Oswaldo Duque apuntan a dar solución a la falta de un derecho que tiene todo colombiano de ser protegido en su trabajo, en su vida, en sus bienes y en su salud.--
Libardo González

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.