Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/2/2006 12:00:00 AM

El mundo en una feria

La vigésima Feria Internacional del Libro de Guadalajara convocó durante esta semana a escritores de todo el mundo, entre ellos los premios Nóbel Nadine Gordimer, Saramago y García Márquez.

Guadalajara fue el centro de las letras mundiales durante esta semana. Aunque parezca exagerado, baste decir que la feria se inauguró el pasado sábado 25 de noviembre, con una mesa en la que se encontraban tres premios Nobel de literatura: la surafricana Nadine Gordimer, el portugués José Saramago y el colombiano Gabriel García Márquez. En cada evento de la feria, de manera virtual -en carteles- o física -hablando con jóvenes, senadores o presentando sus libros- estuvo presente, además, Carlos Monsiváis premio FIL de Literatura 2006. Tanto García Márquez como Carlos Fuentes no ahorraron elogios para un cronista y ensayista a quien se le rinde honor como "equilibrista verbal" y uno de los intelectuales fundamentales de México.

Veinte años han pasado desde cuando se realizó la primera versión de una feria que se ha convertido en la primera en importancia en el continente. Lo demuestran las cifras: 39 países invitados, 1.500 editoriales y 500.000 visitantes volcados sobre las actividades y los libros. El mismo sábado, por ejemplo, la conferencia del portugués Antonio Lobo Antunes era un hervidero. Con voz queda, vestido de saco azul y una manera clara y directa de responder las preguntas, Lobo Antunes dijo, entre otras cosas, que si sus libros se consideraban difíciles, eso se "debe a los lectores y no a los libros en sí mismos". Durante una hora, el público escuchó al autor de Fado alejandrino en una especie de hipnosis colectiva. Sólo cuando se le preguntó por las columnas que escribe para diferentes diarios del mundo, el público soltó una carcajada: "Las hago sólo por dinero, porque las pagan bien, es una actividad alimentaria, nada más".

La feria se organiza en Zapopan, en el área metropolitana de Guadalajara. La Universidad de Guadalajara prepara durante un año las actividades que se centran, de un lado, en el Premio FIL de Literatura que en el pasado han recibido escritores como el mexicano Sergio Pitol o el brasileño Rubem Fonseca; y de otro, en el país invitado de honor, que el próximo año será Colombia. En esta ocasión fue Andalucía, un país cultural representado por exposiciones, escritores, editoriales independientes y conciertos de figuras como Joaquín Sabina, Niña Pastori y Kiko Veneno.

También se realiza el encuentro internacional de escritores, que este año tuvo entre sus invitados los premios Nobel ya nombrados, además de nombres como Elena Poniatowska, Jorge Volpi y Roberto Fontanarrosa. La surafricana Nadine Gordimer leyó una bella ponencia sobre el escritor como testigo de su tiempo. Un discurso de gran altura intelectual y ética en el que recordó cómo en los días del apartheid sus libros eran prohibidos en Sudáfrica, pero leídos en el mundo entero. Por el lado colombiano, dos hechos se destacaron: el sábado 25 el lleno total en la presentación de El olvido que seremos, de Héctor Abad Faciolince, y el martes 28, el anuncio del II Premio Tusquets de novela que ganó Evelio Rosero.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.