Miércoles, 18 de enero de 2017

| 2003/10/20 00:00

El mundo según Savater

Fernando Savater es considerado el intelectual español más importante en la actualidad. SEMANA habló con él con motivo de la publicación de su autobiografía en Colombia.

qt En su autobiografía, 'Mira por dónde', Fernando Savater quiere dejar un testimonio que sea útil para la juventud española

La carrera de Fernando Savater comenzó por azar. Cuando apenas era un estudiante de filosofía, en la Complutense de Madrid, fue arrestado por sus críticas contra el régimen de Francisco Franco y expulsado de la universidad. Gracias a esto el joven filósofo tuvo que dedicarse a la escritura para sobrevivir. Fue así como empezó una muy exitosa carrera en la que ha publicado más de 50 títulos, entre los que se encuentran novelas, ensayos filosóficos, teoría de la educación y crítica política.

Ahora, a los 55 años, Savater decidió debutar en uno de los pocos géneros que no había trabajado antes: la autobiografía. Sin embargo lo hizo no porque crea que su vida es excepcional o interesante sino porque piensa que a través de ella puede ayudar a reconstruir una época. "Quise recordarles a los jóvenes españoles lo que fue el franquismo en España. Fui testigo de un momento fundamental de nuestra historia y sentí que debía escribirlo", le dijo a SEMANA desde su casa en Madrid. En efecto, en Mira por dónde (Taurus, 2003), Savater narra su vida desde sus primeros años en el País Vasco, sus lecturas de adolescencia, sus inicios como intelectual, sus luchas y sus amistades con grandes escritores. Desde luego Savater hace énfasis en la escritura de obras suyas tan populares como Etica para Amador, El valor de educar y Las preguntas de la vida. Además afirma que la redacción de su autobiografía fue un ejercicio muy agradable pues le permitió ponerse en contacto con aspectos olvidados de su vida. Y, aunque estaba consciente de que la memoria no siempre funciona bien, trató de ser lo más preciso posible.

El profesor de filosofia

Cuando se habla con Fernando Savater es imposible no mencionar la filosofía. Lo primero que afirma es que hay dos tipos: una práctica y una académica. La primera es "instintiva, pues les permite a las personas reflexionar sobre los problemas que los afectan todos los días". Según él ésta se da de forma natural y no es necesario ser un especialista para tener inquietudes sobre el pensamiento humano. Por otro lado está la académica, que es "el estudio de los textos clásicos y que no es fundamental para la mayoría".

No obstante es consciente de la nueva tendencia que se está imponiendo en todo el mundo y que pretende utilizar los textos clásicos de filosofía como manuales de autoayuda. "No es más que una moda. No creo que el fin de la filosofía sea el de ayudar a vivir (aunque hay fragmentos de autores como Schopenhauer que pueden resultar útiles para la cotidianidad) sino el de reflexionar sobre el pensamiento", afirma. Por eso está convencido de que la autoayuda no es el futuro del pensamiento filosófico. Ahora bien, el filósofo vasco siente que cada día los intelectuales desempeñan un papel más importante en la vida de la gente del común. Porque "en una época de locura los intelectuales son los llamados a guiar a los demás". En ese sentido los medios son fundamentales pues es a través de ellos que se divulgan las ideas. Entonces Savater insiste en que debe haber una profunda alianza entre los medios y los intelectuales. Y de paso anota que el término "intelectual" apareció por primera vez en el siglo XVIII, al mismo tiempo que los primeros medios de comunicación. Advierte también sobre el peligro de los pensadores que se sobreexponen en los medios. El mismo intenta no caer en esa tentación y se define como "un filósofo con minúscula. O sea que soy un simple profesor de filosofía que trata de acercar inquietudes, ideas y conquistas de la tradición filosófica a la mayor cantidad de gente posible".

Un eterno comprometido

Otro de los temas que obsesionan a Savater es el de la política: desde su juventud ha creído que uno de los grandes deberes de todo filósofo es el de estudiar los fenómenos políticos.

Savater cree que en Europa hay un giro hacia la derecha pero que se trata de un giro que corresponde más a fenómenos aislados. Los casos de Le Pen (en Francia) o de Berlusconi (en Italia) son moderados y no cree que sea una tendencia general en el continente. Obviamente no niega que sí hay un giro hacia la derecha, pero no se trata de una derecha demasiado radical. En España el caso es mucho menos preocupante: "Realmente la única cosa que tenemos que agradecerle -o por lo menos la principal- a Franco es que vacunó a España contra la extrema derecha. Mientras que en países como Francia, Alemania o Italia hay fuerzas de derecha que sí tiene representación parlamentaria", explica.

Pero está convencido de que el caso europeo es mucho menos preocupante que el estadounidense, donde la extrema derecha se ha tomado el poder. Savater sostiene que en casos como los de la guerra contra el terrorismo o la invasión a Afganistán y a Irak la Unión Europea ha mantenido una posición independiente. Incluso los gobiernos que han sido calificados de derechistas en Europa le han hecho contrapeso a las políticas guerreristas del gobierno de George Bush.

Justamente, el terrorismo es otro problema que aparece bastante en su discurso. De hecho, durante toda su vida se ha pronunciado contra las acciones terroristas de ETA. "Ahora que hay una nueva política antiterrorista en todo el mundo es obvio que ETA está contra la pared. Pero no creo que la situación vaya a cambiar demasiado porque hay que entender que el terrorismo no es el mismo en todos los lugares. No se puede aplicar una misma política en todos los casos pues las razones por lo general son muy diferentes, aunque los resultados siempre son los mismos", dice.

Por ahora Savater dice que no está trabajando en ningún proyecto particular. Sin embargo es claro que no puede pasar un día sin tratar de entender el mundo y explicárselo a los demás, como el profesor de filosofía que siempre ha sido.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.