Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 1998/08/03 00:00

EL OROPEL DE LAS RETROSPECTIVAS

Wilson Diaz satiriza las antologias y otras practicas artisticas.

EL OROPEL DE LAS RETROSPECTIVAS


LA EXPOSICION que presenta Wilson Diaz en el Museo de Arte Moderno (MAM) refleja los designios de los artistas de las nuevas generaciones y tambien, por oposicion, algunas de las metas que perseguian los de las generaciones precedentes, las cuales han perdido interes en la creatividad plastica de los ultimos tiempos. Diaz recurre al humor y lleva a cabo una especie de parodia de las convenciones del arte, poniendo de relieve, no solo una actitud fresca e iconoclasta, sino el trascendentalismo de la mayoria de los artistas establecidos y la futilidad de los reconocimientos en que apoyan su descomunal egocentrismo.
Para comenzar, el artista, de apenas 35 años. organizo su exposicion a la manera de las pomposas retrospectivas de los artistas mayores, haciendo clara mofa de quienes consideran que la validez de las obras de arte depende de la trayectoria de sus autores. Pero la retrospectiva no incluye sus trabajos anteriores sino el registro de sus presentaciones a la manera de los autoelogiosos dossiers de sus colegas famosos y la noche de la inauguracion Diaz interpretó algunos boleros, equiparando las retrospectivas con actos de farandula.
Para complementar su irreverencia, la exposicion esta compuesta por pinturas =un medio que provoca pateticos ataques de erudicion=, conduciendo a los visitantes ortodoxos a rasgarse las vestiduras, no ante el proposito de sus acciones o de sus pinturas sino ante consideraciones tan inocuas como el origen de su tendencia o su carencia de unidad estilistica.
La exposición se presenta dentro del programa de proyectos del MAM, lo que hace inequivoco su animo de caricatura y su intencion de impugnar los sistemas consagratorios del arte.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.