Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2006/08/05 00:00

El pasado no perdona

El rock vive del recuerdo. Prueba de ello, la gran cantidad de nuevos grupos británicos que triunfan en la actualidad y se inspiran en The Clash, el primer U2 y The Cure.

El pasado no perdona

"Kick out the style: bring back the jam!" (algo así como "olvídate de la moda y trae de regreso la música de The Jam"). Esta frase, que hizo célebre en 1989 la banda inglesa Tears For Fears en la canción Sowing the seeds of love, vuelve a tomar vigencia si se analizan las últimas propuestas musicales del Reino Unido, que reviven el legado de The Faces, The Clash, U2, Joy Division,  The Cure y The Smiths, grupos que han sido fundamentales en la aparición de nuevas propuestas musicales como Snow Patrol, Keane, Kaiser Chiefs, Editors, Arctic Monkeys, Bloc Party, The Rakes, Franz Ferdinand y The Dead 60s.

La gran mayoría de  bandas tiene a The Clash, y sobre todo a Paul Weller, padre del renacimiento de la cultura mod y ex vocalista de la banda The Jam, como principal fuente de inspiración musical, llegando a extremos de copiar ritmos, estilos y tiempos de composición, como el típico corte de tres minutos, enérgico y pegajoso, estilo generalizado en la mayoría de las nuevas bandas.

No sorprende que en The Arctic Monkeys (nueva banda de Sheffield que vendió en su primera semana 120.000 copias), encuentra tanto la vestimenta y los riffs que en 1965 estremecieron al mundo con My generation de The Who o la muy inglesa melodía de Waterloo sunset, de The Kinks en 1967.

Pero no sólo el espíritu mod flota en la atmósfera musical actual. El alma de Ian Curtis, difunto vocalista de Joy Division, ha aparecido de nuevo para influir en el sonido de artistas a ambos lados del Atlántico, como los de bandas norteamericanas pero pretenciosamente flemáticas como Elefant, She Wants Revenge e Interpol. Apelan a sonidos góticos similares a los que Joy Division popularizó en Manchester a finales de los años 70 y han revivido un estilo que ya tuvo auge en el rock. Por el lado inglés, The Editors, de Birmingham, le han devuelto a la ciudad la credibilidad musical que alguna vez le dieron Yes, Judas Priest y E.L.O., pero esta vez en torno al oscurantismo de los Division.

Es interesante observar que en el mundo generan grandes pasiones las nuevas propuestas de bandas como los Kaiser Chiefs -absolutos ganadores de los Brit Awards 2005-;  Franz Ferdinand, una de las mejores propuestas de los últimos años en Escocia, y Snow Patrol, originaria de Irlanda del Norte y que se encuentra en el número 1 en listas musicales de Europa, además del top 5 de la radio colombiana, gracias a su nuevo disco Eyes open.

U2 juega un papel crucial en la consolidación de Snow Patrol. Influyen en la ejecución de la voz de Gary Lightbody y el sonido en sí es muy cercano a discos como Unforgetable fire o Achtung baby. Además, compartir el Vertigo Tour durante un año en Europa les significó a estos cuatro nuevos prospectos británicos del rock salir al mercado con el apoyo de la agrupación más popular del mundo después de los Rolling Stones.

Rebuscar elementos exitosos del pasado del rock' n roll será una constante en el género. Seguramente, en 20 años será frecuente quejarse porque equis banda suena como Cold Play o Snow Patrol. ¿Qué estará pensando Paul Weller hoy día, cuando su estilo finalmente se tiene en cuenta en todo el mundo, incluso en Colombia?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.