Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 1997/06/02 00:00

EL PRECIO DE LA LIBERTAD

El director de 'El juego de las lágrimas' no oculta su punto de vista en la polémica historia del independentista irlandés Michael Collins.

EL PRECIO DE LA LIBERTAD

Direccion: Neil Jordan
Protagonistas: Liam Neeson, Alan Rickman, Aidan Quinn, Stephen Rea y Julia Roberts.
El tema es tan delicado como candente. Se trata de la historia de Michael Collins, el líder de los comandos terroristas irlandeses que presionaron la independencia de Irlanda sobre el tradicional dominio británico, poco después de terminada la Primera Guerra Mundial.
El director, Neil Jordan, el mismo de El juego de las lágrimas, demoró siete años en concluir la producción en la cual no disimula en ningún instante su punto de vista: el de la apología del líder y de su pueblo en contra de los intereses de la corona británica. La justificación del terrorismo desatado por Michael Collins y sus hombres es una discusión moral que deberá resolver el propio espectador al enfrentarse a la película. El hecho cinematográfico es la impecable factura de la cinta, alimentada por las caracterizaciones de Liam Neeson (Michael Collins), Stephen Rea, Alan Rickman y Aidan Quinn, este último en el papel del mejor amigo de Collins, que no sólo disputará con él el amor de una hermosa irlandesa (Julia Roberts), sino que terminará por abandonarlo en su causa.
Quizás el único eslabón que queda suelto es, precisamente, el de la historia de amor. En su papel de amante confundida, Julia Roberts queda suspendida en una especie de limbo que no le permite encajar en una historia que tal vez la utilizó como agente distractor del drama político de fondo, pero que no logró encontrar su lugar en el desarrollo fílmico.
Aún así, El precio de la libertad no deja de ser una cinta provocadora y polémica que indaga sin concesiones los desastres de la violencia y los motivos que la inspiran.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.