Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/19/2016 12:00:00 AM

El soborno del cielo

A partir de un recuerdo de infancia, Lisandro Duque recrea el choque entre un párroco intransigente y la comunidad de un pequeño pueblo. **1/2.

País: Colombia

Año: 2016

Director: Lisandro Duque Naranjo

Guion: Lisandro Duque Naranjo

Actores: Guillermo García, Germán Jaramillo, Milady Dau

Duración: 93 min

El tema ostensible de la más reciente película del veterano Lisandro Duque (Visa USA, Los actores del conflicto) es la injusticia que implicaba el concordato firmado entre Colombia y el Vaticano, que le delegaba a la Iglesia católica algunas labores claves del Estado.

El tema menos evidente –y más interesante– es el choque de masculinidades entre dos tipos que son unos gallitos de edades diferentes, que tienen en común un aire de arrogancia y sobradez, cierto narcisismo atragantado, cierto brillo en su caminar.

De un lado, está Alfer (Guillermo García), el gallo joven que es militantemente ateo, con un ateísmo más exhibicionista que reflexivo; y está el gallo viejo, el párroco (Germán Jaramillo), que disfruta más del poder terrenal que de cualquier conexión con asuntos trascendentales.

El choque entre los dos, retratado en tono de comedia, se da tras el suicidio de un conocido de Alfer a quien entierra en el cementerio católico del pueblo contrariando las órdenes del párroco. Ahí se ponen en marcha dos terquedades: la de Alfer y los familiares del difunto, que amenazan con difundir una larga lista de los suicidas recientes que tampoco debían estar en el cementerio, y la del párroco soberbio, que, para presionar a la comunidad, deja de prestar sus servicios usuales.

Dice el comunicado de prensa de la película que la acción tiene lugar en los años setenta, aunque las vestimentas de los muchachos parecen situarla un par de décadas antes. Esta falta de definición no es leve: termina por darle un carácter caprichoso y, en últimas, inconsecuente al conflicto central (de haberlo situado en alguna década quedarían más claras las implicaciones y riesgos de chocar contra el párroco; no era lo mismo enfrentarse a uno durante la Violencia que durante el Frente Nacional).

Jaramillo en su interpretación del párroco, exagerada y gozosa, casi caricaturesca, es una figura inflada y autosatisfecha, una estatua de ceguera y arrogancia, mientras que García convierte su arrogancia juvenil en una altanería pícara pero discreta.

En una coincidencia que la película no aprovecha a fondo, se pueden pensar los dos personajes como versiones de la misma figura, a pesar de estar en extremos opuestos del espectro religioso. Ambos tienen la misma sed de reconocimiento, el aire de superioridad y la distracción ante las presencias femeninas. Lo que los diferencia es la etapa de la vida que habitan, pero es fácil imaginarse a Alfer algunas décadas después, convertido en un tipo tan dogmático y satisfecho como el párroco (defendiendo otros evangelios, quizás, pero con el mismo fervor).

La película no se limita a estos personajes y ahí tiende a la dispersión. Con diálogos que repiten sus acciones, con escenas reiterativas, con música obviamente dramática, está tan obsesionada con las injusticias del concordato que ni siquiera se hace la pregunta obvia de qué puede estar sucediendo realmente en este pueblo pequeño –con apenas una iglesia– para que estén pasando por esta misteriosa ola de suicidios. n

CARTELERA

13 minutos  ***

Película alemana que recrea la vida de Georg  Elser, quien intentó matar a Hitler con una bomba en 1939.

45 años ***1/2

En esta cinta inteligente y cuidada, una pareja de ingleses a punto de celebrar el  aniversario 45 de su matrimonio debe repensar lo vivido.

La verdad oculta

Un médico forense se enfrenta a la liga de fútbol americano, al descubrir daños cerebrales en los cadáveres de jugadores retirados.

Premoniciones en la mente del asesino **

Anthony Hopkins vuelve al universo de los asesinos en serie, en una película esquemática.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.