Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 1989/07/10 00:00

EL UROGALLO

Llega a Colombia una reciente novela de Michel Tournier, uno de los escritores franceses de moda.

EL UROGALLO

"El urogallo"
Cuentos de Michel Tournier
Alfaguara - 350 páginas
Michel Tournier es uno de los grandes mitos de la literatura francesa contemporánea. Sus libros ("El rey de los alisos", premio Goncourt en 1970. "Viernes o los limbos del Pacífico" y "La gota de oro", entre otros títulos famosos y reeditados incansablemente en muchos idiomas) son una mezcla de perversidad, ingenuidad, humor negro y, sobre todo, esa audacia que le permite trastocar situaciones y personajes para sorprender al lector con historias que aparentemente son simples y, sin embargo, se someten en seguida a una doble lectura. O sea, hay algo más allá de la supuesta inocencia de los niños o la soledad de los adultos.
"El urogallo, , contiene 14 cuentos y una entrevista final en la cual Tournier aclara, si es que su obra necesita de alguna aclaración al lector, ciertos aspectos de un cuento llamado "Amandine o los dos jardines" y es un modelo de la narrativa del autor. Este comenta: "El tema de esa historia es la iniciación. Es un cuento iniciático. Amandine vive con sus padres en una casa y un jardín que son modelos de orden y limpieza. Cierto día, gracias a su gata, sospecha que en la vida debe haber algo más. Escala la tapia del jardín y descubre nuevas cosas. Se descubre a sí misma en una turbación que es la de la preadolescencia. Ese mundo tranquilo y limpio de la infancia se quiebra y se nubla por primera vez. Es la historia del primer soplo de la pubertad sobre la inocencia".
Así es el mundo de Tournier, con Caín haciendo las paces con un Jehová cansado de gobernar y caminar; con Robinson Crusoe enloquecido con el recuerdo de Viernes y esa isla en el Pacífico. con un Papá Noel que amamanta a un niño Jesús que está muerto de hambre y frío; con esa niña llamada Amandine que tiene ojos azules, labios colorados, gruesas mejillas rosas, cabellos rubios ondulados, un papá, una mamá, una muñeca que se llama Amanda y una gata que se llama Claude; con esa otra niña llamada Melania, que pela limones en clase y la cáscara le queda como una serpiente y asi, con ese aire de misterio, de terror velado, de humor negro para burlarse de temas e historias ya tratados por otros autores, Tournier es capaz de acabar con la inocencia desprevenida del lector, en más de un sentido. Como lo prueba el cuento que cede su título al libro.

"Sinatra"
Novela de Raul Núñez
Anagrama -142 páginas
Esta historia nostálgica, dura, amarga y desesperanzada transcurre en los peores sitios de Barcelona. Su autor es argentino y el protagonista el portero nocturno de una pésima pensión hasta donde van a parar chulos, rameras, beodos, almas perdidas que siempre encontrarán entre sus miserables paredes una última oportunidad para sobrevivir en medio del dolor y del placer.
El personaje tiene 40 años. No demasiado alto. Ha empezado a quedarse calvo y aun así usa el pelo muy corto. Hace un año que la mujer lo abandonó por un negro y cuando lo recuerda, en medio de las ráfagas de las peores resacas, se ríe porque la principal cualidad de este hombre es el humor. Mientras cuida la pensión en la noche escucha radio, esos programas para noctámbulos que tienen de todo.
El hombre se firma Antonio Castro pero le dicen Sinatra, porque se parece muchisimo al cantante Frank Sinatra, con su mismo abandono, con su mismo aire seductor que golpea los sentimientos de las mujeres. Sinatra es el protagonista de esta novela amarga, muy bien escrita, que narra los vaivenes y conflictos de alguien que siempre ha estado a la deriva y quien, en unas cartas con mujeres desconocidas, irá haciendo un último intento por reorganizar ese infierno. Un infierno por donde pasan personajes miserables,solitarios, soñadores, alegres, seductores, agresivos, hombres y mujeres, hombres que son mujeres porque la naturaleza se equivoco, mujeres que son viriles porque sólo asi resisten los golpes cotidianos. Mientras tanto Sinatra, durmiendo por las mañanas, bebiendo por las tardes y trabajando en las noches,intenta saldar las cuentas con todos.
Sinatra es un antihéroe, conoce sus limitaciones, se acerca a mujeres limpias y ordenadas con el fin de asomarse a un mundo que nunca tuvo, y luego se repliega a su concha de caracol y desde ahí sigue bebiendo, escribiendo y recibiendo cartas, trasnochando y recorriendo esa Barcelona que el escritor, Raúl Núñez, un argentino que lleva 15 años viviendo en Cataluña, conoce muy bien. Las mujeres, el alcohol, el sexo y Barcelona son los elementos que alimentan esta crónica que no es triste sino realista, simple y romántica como los blues que interpreta el otro, el norteamericano .

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.