Viernes, 20 de enero de 2017

| 1999/04/05 00:00

ELIZABETH

MAgistral puesta en escena de la historia del ascenso de Isabel I al trono de Inglaterra.

ELIZABETH

Gobernó durante 40 años y su período es considerado como uno de los más prósperos en la
historia de Inglaterra. Sin embargo muy pocos daban una libra por ella en el instante mismo en que
ascendió al trono. Corría el siglo XVI y, tras la muerte de Enrique VIII, la disputa entre católicos y
protestantes se había recrudecido como consecuencia del debilitamiento del poder en manos de la reina
María, achacosa en su salud y en la administración. Su hermana Isabel (Elizabeth), hija ilegítima de
Enrique y Ana Bolena, había crecido bajo el fuero protestante y era considerada toda una amenaza para
los católicos, muchos de los cuales habrían preferido su muerte prematura. Pero Isabel no sólo sobrevivió a la
sentencia capital con la ayuda de sus amigos del Parlamento sino que logró ascender al trono apenas a los
25 años. Joven, inexperta y sin esposo, la reina parecía ser presa fácil de sus más siniestros enemigos.
Pero la historia se encargaría de demostrar lo contrario.
La película Elizabeth, del director indio Shekhar Kapur, recrea con lujo de detalles el complicado transcurso
que va desde los difíciles momentos de la reina antes de asumir el trono hasta el afianzamiento de su poder
luego de haber dejado en el camino a sus contradictores.
Inocente y frágil en el amor, ingenua en el gobierno, Isabel tendrá que sufrir más de una conspiración en su
contra en ambos campos para endurecer su corazón al punto de convertirse en una reina de piedra
durante una hermosa secuencia en la que Kapur hace coincidir la adoración del pueblo católico por la Virgen
María con el hecho de que Isabel fuera reina virgen en la realidad, por su condición de reina soltera. "Soy
una reina virgen", dirá paradójicamente la protestante Isabel antes de su paseo triunfal por la corte una vez
resuelta la legitimidad de su mandato.
Respaldado en un reparto de lujo, liderado por la actriz británica de 28 años Cate Blanchett y seguido por
artistas de la talla de Geoffrey Rush y Richard Attenborough, Kapur se deleita en la composición de la cinta
con decorados magníficos y una fotografía que interpreta a cabalidad su propósito: un claroscuro que no hace
otra cosa que reflejar el ambiente de la corte en tan trascendentales circunstancias.
Paralela en producción y época a ese clásico contemporáneo francés llamado La reina Margot, Elizabeth
recrea un período de la historia de Inglaterra poco visitado con éxito en el cine, y sale victoriosa a pesar de
salvar en demasía el honor de una reina sobre cuya historia se han tejido múltiples interpretaciones no tan
condescendientes como la de Kapur. Sus siete nominaciones al Oscar, incluidas las de mejor película, mejor
actriz y mejor guión original, son suficiente motivo para echarle un buen vistazo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.