Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2009/11/07 00:00

Eloísa y los bichos

La literatura infantil no es sólo para los niños y los colegios.

Eloísa y los bichos

Jairo Buitrago y Rafael Yockteng
Babel, 2009
Libros para la gente

Descubrir la literatura infantil ha sido una de las cosas buenas que me ha dejado la paternidad. Sin el pretexto de un hijo, tal vez, nunca hubiese leído Donde viven los monstruos, Ricardo, Voces en el parque, Zoom, Pobby y Dingan, Mi amigo el pintor, El último refugio, por citar sólo algunos títulos que hoy hacen parte indispensable de mi biblioteca. La literatura infantil de calidad –compleja, ambigua, sin ‘mensajes’– es también una lectura interesante para adultos porque, simplemente, es literatura. Quienes no lo ven así, además de muy buenos textos, se privan de magníficas ilustraciones hechas casi siempre por verdaderos artistas.

“Libros para la gente”, prefiere llamarlos la escritora Yolanda Reyes para resaltar que gente de cualquier edad puede acercarse a ellos y no existe la literatura de nicho. A María Osorio, fundadora de Babel Libros, una editorial colombiana que tiene 27 títulos de literatura infantil en su catálogo, le parece afortunada aquella denominación. Eloísa y los bichos, de Jairo Buitrago y Rafael Yocketeng, es su última publicación. Se trata de una interesante historia con hermosas ilustraciones que invita a reflexionar sobre la dificultad para adaptarnos a una situación desconocida. Lo cual incluye tanto a una niña que entra a un colegio nuevo como a alguien que se ha enfrentado a una condición de extranjero en otra ciudad o en otro país. ¿Quién, como Eloísa, no se ha sentido un bicho raro en alguna circunstancia de la vida? “Mientras papá buscaba trabajo, me quedaba en la escuela… Como un bicho raro”. Sin duda: libros para todos, libros para la gente.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.