Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/16/2002 12:00:00 AM

En el cielo

Una parábola sobre la culpa y la redención que el autor de la trilogía de los colores escribió antes de morir.

Director: Tom Twyker
Protagonistas: Cate Blanchett, Giovanni Ribisi, Remo Girone, Stefania Rocca, Alessandro Sperduti

Quiza sea una mala película. Pero sus secuencias de suspenso resueltas con pulso, la extraordinaria actuación de la australiana Cate Blanchett y los inquebrantables silencios de sus últimas escenas por poco nos convencen, durante la proyección, de todo lo contrario. Tanto que después, cuando salimos del teatro, evitamos la mirada de nuestros acompañantes, asentimos como si se nos hubiera revelado alguno de los misterios de la vida y hacemos lo posible para no emitir un juicio sobre la tragedia que acabamos de presenciar. Muy buena o muy mala: ¿quién podría saberlo?

En el cielo es un relato que, como dicen, "toca temas profundos". Y que lo hace, sin duda, con solvencia. El problema es, tal vez, que la forma y el fondo no son lo único que le dan cuerpo a una narración: también les pedimos dimensiones, contundencia y verosimilitud a los personajes y a los hechos de una historia. Y la de esta película, dirigida por Tom Twyker, el realizador de Lola corre Lola, está llena de caricaturas sin ningún control sobre sus propios destinos, símbolos que parecen lugares comunes y situaciones que sólo tendrían sentido dentro de la nebulosa trama de una pesadilla. El poder de las imágenes y la fuerza del sonido nos confunden por completo: esa es la cuestión.

Pero, si lo pensamos con cuidado, la aventura es sospechosa desde el punto de partida: Philippa, una mujer de 29 años que dicta clases de inglés en un colegio de Turín, Italia, intenta asesinar al distribuidor de heroína que considera responsable por la sobredosis de su esposo y el suicidio de una de sus alumnas en vista de que las autoridades competentes no parecen dispuestas a impartir justicia. Y, aunque el atentado le sale tan mal como podría salirle, en el proceso de la culpa y el castigo conoce a Filippo, su alma gemela, un policía de 22 años que la ha esperado, como a su destino, desde que tiene uso de razón. Así comienza todo.

En el cielo es, según cuentan, el último guión que escribió Krzysztof Kieslowski, el autor de la trilogía de los colores, Azul, Blanco y Rojo, con su colaborador de siempre, Krzysztof Piesiewicz, antes de sufrir un infarto fulminante el 13 de marzo de 1996. Y eso significa que la redención, el sacrificio, la búsqueda de la inocencia perdida, en fin, todos los temas recurrentes del cine del director polaco, han tenido una última oportunidad para aparecer en un largometraje. Y que estamos, sobre todo, ante una despedida.

Una digna despedida. No porque sea una antología de las obsesiones de Kieslowski, no tocar temas profundos es tan fácil como pensarlos, sino porque consigue actuaciones e imágenes sublimes y lanza preguntas que al menos nos dejan de mal genio. La más elemental, la primera, es si se trata de una buena película o de una historia inverosímil que se toma muy en serio. Y una de las posibles respuestas, ésta, es que "probablemente sea las dos cosas".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.