Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1996/02/12 00:00

EN HONOR AL ARTE

Con 40 piezas de tauromaquia de Francisco de Goya; 70 dibujos de Jose Luis Cuevas y una muestra de la obra reciente de su creador, el Museo Rayo celebra 15 años de acción cultural en el occidente colombiano.

EN HONOR AL ARTE


PARA EL MAESTRO OMAR RAYO EL 20 de enero ha sido siempre una fecha simbólica. La primera señal fue su nacimiento, ocurrido ese día hace ya 68 años. La segunda fue la coincidencia de su cumpleaños con la fundación de Roldanillo, fechada el mismo día hace 420 años. Y la tercera, la definitiva, fue la creación del Museo Rayo, que se propuso levantar el maestro, casi por casualidad, hace dos décadas para convertirlo en uno de los centros de desarrollo artístico más importantes del occidente colombiano.
El 20 de enero de 1976 el entonces presidente Alfonso López, con la asistencia de Omar Torrijos, colocó la primera piedra en el terreno donde antes quedaba la plaza de mercado. Omar Rayo venía de ganarse años antes la bienal de Sao Paulo y la alcaldía lo había condecorado con una medalla y el terreno para que asumiera el reto de hacer de él un escenario digno de la actividad artística. Cinco años más tarde, también un 20 de enero, Belisario Betancur inauguraría la obra, una edificaci6n de ocho módulos octogonales dispuestos en forma de (L), inspirada en la arquitectura Maya y diseñada por el arquitecto Leopoldo Gout. El reto inicial se había realizado. Sólo faltaba el movimiento artístico, la actividad que lo erigiera como el principal soporte cultural del pueblo, con proyección nacional y latinoamericana.
Quince años después la misión parece estar cumpliéndose. Por el Museo Rayo no sólo han pasado importantes muestras del arte mundial, sino gran parte del arte latinoamericano en exposiciones que ni siquiera Bogotá ha tenido el lujo de ver. La más importante de todas ellas estal vez, la realizada en conmemoración de los cinco años del museo, cuando el maestro Rayo consiguió una muestra de 60 grabados eróticos de Picasso, exhibidos por primera vez en América Latina en Roldanillo, con la asistencia de más de 3 mil personas. "El museo le ha dado una vida inusitada al pueblo, comenta Omar Rayo. Hace 15 años Roldanillo tenía 35 mil habitantes. Hoy la población se ha duplicado y cada día hay más inquietud de parte de los jóvenes por el acontecer artístico".
Más de 200 exposiciones y la activación de un centro cultural que realiza anualmente encuentros de poetas, concursos de grabado y talleres de teatro, han ido molde ando el carácter de un pueblo que se ha erigido como núcleo cultural del Valle y en general del occidente colombiano. Por eso la celebración es con toda la pompa. El maestro mexicano José Luis Cuevas estará presente con 70 de sus más recientes dibujos, los cuales estarán acompañados de una colección privada, traída de España, nunca antes vista en Colombia: 40 piezas de tauromaquia de Francisco de Goya. Para completar, el propio Omar Rayo también participará con su obra más reciente, inspirada en la luz de Roldanillo, según él la más bella del planeta. "Después de 26 años en Nueva York, tenía la retina dormida dice el artista. He venido a reanimarla a Roldanillo, aquí donde la luz, blanca como un papel, es capaz de convertir una hoja en flor".
De esta manera el Museo Rayo celebra sus 15 años. ¿Cómo se ha sostenido? La respuesta brota del maestro casi automáticamente: "De milagro, pero este no es un milagro de los santos, sino de los hombres".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.