Domingo, 22 de enero de 2017

| 2001/10/22 00:00

En la jungla de cemento

Pese a que millones de personas viven apretujadas en las ciudades,junglas de cemento donde sus habitantes pelean a diario por un poco de espacio e incluso por algo de aire,así sea contaminado,nunca antes el ser humano se había sentido tan perdido y solo.

En la jungla de cemento

Pese a que millones de personas viven apretujadas en las ciu-dades, junglas de cemento donde sus habitantes pelean a diario por un poco de espacio e incluso por algo de aire, así sea contaminado, nunca antes el ser humano se había sentido tan perdido y solo. En estos tiempos en que la Internet ha pasado a ser el símbolo de un mundo transformado en aldea, que ofrece el conocimiento y la ciencia a más de cinco mil millones de personas con sólo pulsar una tecla, paradójicamente la palabra más consultada en la red es "sexo", seguida de la palabra "bestialismo". Quiere decir que centenares de miles de cibernautas dedican horas y horas a buscar no un antídoto contra la ignorancia sino un cómplice para hacer realidad sus sueños, aliviar sus frustraciones y satisfacer sus más oscuras pasiones, así sea a través de la pantalla de un computador. En el caso de Colombia, verdaderos enjambres de personas acorraladas por la guerra emigraron hacia las grandes urbes, que se convirtieron en el refugio de desplazados y de rehenes del conflicto. En estos inhóspitos territorios de grandes avenidas y modernos edificios inteligentes, se van formando, de manera casi que natural, mundos subterráneos en los que germina lo más secreto de la condición humana. El oficio de periodista me ha llevado a recorrer estos insólitos laberintos de la ciudad y a encontrar allí historias capaces de conmover al más frío de los lectores, muchas de ellas reunidas en este libro, que pretende revelar, sin sesgos moralistas, parte de ese mundo escondido y sorprendente. Espero también llamar la atención sobre hechos que pueden estar ocurriendo más cerca de lo que se cree y que de alguna manera incluso ponen en riesgo la vida de quienes tienen la mala suerte de atravesar el invisible umbral de esa ciudad secreta. Estas páginas recorrerán hechos y personajes como "Doña Conchita", una bruja que mató a tres hermanas para robarles la herencia; un muchacho costeño que se hizo pasar por miembro de la realeza británica; el vampiro de la calle23; la única escuela del mundo dedicada a entrenar "mulas" del narcotráfico; mujeres bellas obligadas a participar enfiestas clandestinas; tiendas de video clandestinas y sus cuartos oscuros; palomas mensajeras expertas en vuelos ilegales, extraditadas por traficar marihuana; un salón de belleza atendido por pistoleros; los estudiantes que una noche lanzaron vivo al Salto del Tequendama a un profesor; altos ejecutivos bancarios que de noche se convierten en travestidos; tres universitarios involucrados en un mortal triángulo amoroso... Bienvenidos entonces a estas historias arrancadas sin permiso de un mundo laberíntico que, aunque se resistan a creerlo, medra al lado de nuestra cotidianidad. Alirio Bustos

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.