Jueves, 19 de enero de 2017

| 1987/02/23 00:00

EN LA RECTA FINAL

Qué significa el nuevo pliego para la licitación de T.V.

EN LA RECTA FINAL

"Salió el pliego", era el grito unánime en el medio de la televisión el jueves por la noche. De esta manera se expresaba la llegada a la segunda instancia, después de la de registro y clasificación en el difícil y polémico proceso de la adjudicación de espacios de televisión para la próxima licitación A esta, cuya duración será de cuatro años, entraron en la recta final 34 progranadoras, cuya suerte quedó en manos del controvertido Consejo Nacional de la Televisión.
El pliego había despertado más expectativa de la tradicional, dada la presencia a la cabeza de Inravisión del director-sardino, de 27 años, Felipe Zuleta Lleras, quien se proyectaba en sus primeras salidas más como leguleyo que pragmático, generando una que otra inquietud entre las programadoras.
Sin embargo, el novel director sorprendió con un pliego de licitación que fue, en general, bien recibido en el medio.
De acuerdo con un ofrecimiento hecho por el presidente Barco, se realizó un estudio sobre las preferencias y hábitos de consumo del televidente colombiano, es decir, lo que los expertos en mercadeo llamarían "los gustos del consumidor". Este arrojó algunos resultados que en esencia fueron tenidos en cuenta en el pliego de licitación. Entre los rasgos más importantes de esa investigación, está el hecho de que la audiencia infantil es gran consumidora de telenovelas y enlatados. Por esta razón, en el pliego de licitación se dividió la audiencia en dos grandes franjas. Una familiar, que va hasta las 10:00 p.m., y otra adulta, que comienza a partir de ese momento.
El estudio igualmente indicó que un 70% de los televidentes no quiere las telenovelas enfrentadas. De acuerdo con esta observación, se decidió que durante la próxima licitación no tendrán horarios simultáneos.
En el caso de los noticieros, las opiniones sobre los enfrentamientos se dividieron en un 50% a favor y 50% en contra. En concepto de los analistas de televisión, el enfrentamiento en los espacios noticiosos es el que ha generado mayor aceptación en este género de programas.
Según el estudio, las preferencias de los televidentes están inclinadas en su orden, así: noticieros, telenovelas, programas de humor, programas sobre la naturaleza y de acción.
Los televidentes colombianos mostraron también sus preferencias por los largometrajes en los fines de semana y festivos, razón por la cual en el pliego de licitación se incluyó este género a partir de las 10:00 p.m. los sábados, domingos y festivos y los viernes a partir de las 11:00 p.m. hasta el cierre de la programación.
Una de las conclusiones importantes del estudio es que la actual programación ha funcionado y los televidentes no se manifestaron sobre cambios drásticos .
El aspecto más sobresaliente del pliego fue la reclasificación de espacios por horario. Se produce una reclasificación onerosa de los espacios en la gran mayoría de los horarios. Por ejemplo, los noticieros de las 7:00 de la noche que estaban clasificados en horario "A" pasan a "AA", y de una tarifa actual de $155.925 por media hora, quedan en $ 225.600, es decir, un incremento del 45%. Otro tanto sucede con la programación de las 11:00 a.m. a las 12:30, clasificada como horario "B"; en la nueva licitación queda ubicada en "AA", aumentando su tarifa de $63.525 a $225.600, es decir, un 355% de incremento.
Se aumenta a 10 el número de noticieros, ocho de los cuales mantendrán los horarios con que actualmente funcionan, y los del fin de semana de horario nocturno tendrán una novedad: serán de 45 minutos en lugar de la media hora que tienen en la actualidad.
Los dos nuevos saldrán al aire los días sábado, domingo y festivos y se emitirán en el horario comprendido entre la 1:00 y la 1:30 de la tarde.
Existen algunas dudas sobre el éxito noticioso y financiero que puedan tener estos dos últimos y particularmente durante el sábado, ya que el horario está catalogado como incómodo y, según los expertos, la gente busca más diversión que información a esta hora.
TELENOVELAS
El pliego contempla cuatro telenovelas nacionales seriadas. Una por la mañana, otra por la tarde y dos por la noche. La última para adultos a partir de las 10:00 p.m. La gran preocupación serán los programas enfrentados a las telenovelas, los cuales tendrán que vivir su propio drama en un país "telebobelizado".
El "ladrillo" de la programación parecen constituirlo los espacios de los partidos. Inravisión dispuso que a partir de julio de este año, los partidos políticos tuvieran diez minutos de lunes a viernes por una de las dos cadenas, después de las 11 de la noche. Por tanto, a menos que el espacio sea ágil, se corre el peligro de que muchos televidentes apaguen sus aparatos a esa hora.
Tal vez uno de los grandes méritos de la licitación es la simplificación en la tramitología de los aspirantes. Sin embargo, surgen algunas dudas en el sentido de que los proponentes se queden escasos de documentos que puedan dar mayor fidelidad y objetividad a las propuestas. Los pilotos ahora sólo se requieren para programas que no hayan sido tradicionales de la programadora.
En términos generales, el pliego demuestra un esfuerzo importante por parte de Inravisión. La gran incógnita es ¿cómo va a conformar la programación horaria el Consejo Nacional de Televisión? ¿Cómo va a ubicar los distintos programas en la franja familiar y de adultos? Y, ¿cuántas programadoras caben en las 180 horas semanales, teniendo en cuenta que hay un mínimo de 4 horas y un máximo de 16 de adjudicación por programadora?-

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.