Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/13/2000 12:00:00 AM

En el país del ‘qué dirán’

En la Casa del Teatro se redescubre a José Manuel Freidel, uno de los más grandes dramaturgos colombianos.

Hace 10 años murió en Medellín, de manera violenta, José Manuel Freidel, un prolífico dramaturgo cuya vida giró en torno a los grupos La Fanfarria y Exfanfarria Teatro. A Freidel le tocaron los tiempos del teatro político comprometido. Por ese motivo su obra, llena de matices poéticos, un lenguaje a ratos barroco y notas de fino humor, fue catalogada de pequeñoburguesa y revisionista.

El nuevo milenio parece marcar el redescubrimiento de este autor que, a pesar de tratar temas muy centrados en la realidad antioqueña, creó tramas y personajes de interés universal. No sólo está en escena en Bogotá hasta el 28 de octubre Las burguesas de la calle menor sino que esta misma obra también la van a montar en París y Los infortunios de la bella Otero y otras desdichas, obra de Freidel que ocurre durante la Guerra de los Mil Días, se presentará en Alemania.

Adela Donadío, una actriz que se formó bajo la tutela de Freidel, logró cumplir su sueño y montar Las burguesas de la calle menor, un sueño que venía acariciando desde hace dos años y para el cual tuvo que ahorrar de su propio bolsillo.

Rosario Jaramillo, Brunilda Zapata, Alexandra Restrepo, Blas Jaramillo, Rodolfo Silva, Carlos Mariño y Nicolás Cancino interpretan una obra en que dos hermanas arruinadas viven encerradas en su casa de espaldas al mundo,con su criada y los fantasmas de su pasado. Valeriana, la mayor, domina a Tristeza y marca la pauta en una casa que se cae a pedazos. A medida que avanza la obra aparecen los recuerdos de Joaquín, el esposo de Valeriana que las envió a la ruina; de Juan Antonio, el hijo muerto, del amor prohibido de Tristeza y de un remoto pasado de esplendor, cuando los Uribe eran dueños de una inmensa hacienda que su padre manejaba con mano de hierro.

Tanto Adela Donadío como Rosario Jaramillo consideran que una de las características más llamativas de la obra de Freidel es que se basa en lo que él oía en bares, visitas familiares, taxis y buses. De hecho, las dos burguesas de la calle menor se inspiran vagamente en dos parientas lejanas suyas. Como señaló Adela Donadío en un ensayo que escribió a propósito de la obra, las dos hermanas representan el conflicto que viven las familias que fueron acomodadas y que por razones del destino pasaron a ser venidas a menos. “En el lenguaje popular antioqueño existen esas expresiones tan típicas que escamotean nombrar la riqueza y la pobreza en su cruda verdad y realidad”. Un montaje que también le cae como anillo al dedo a Colombia en este instante de su historia.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.