Lunes, 16 de enero de 2017

| 1989/05/29 00:00

EN PANTALLA

Comedia con extraterrestres y película de aventuras de un caballero alemán se pelean las taquillas.

EN PANTALLA

La comedia norteamericana "Mi novia es una extraterrestre", dirigida por Richard Benjamín y protagonizada por quien es considerada actualmente la mujer más hermosa del cine que se hace en Hollywood, Kim Basinger (la misma de "Nueve semanas y media" y "Sin piedad"), es una burla a fondo contra las películas que cuentan histórias de uliens y aparecidos de otros planetas.
Con el personaje distraído y simpático de un científico viudo (interpretado por Dan Aykroyd), y con una hija adolescente, que se empecina en establecer contacto con otras galaxias por medio de ruidosos y peligrosos experimentos, la trama muestra cómo esos contactos surten efectos y de un planeta muy lejano, en plena crisis de subsistencia, llega una extraterrestre que toma la forma, el lenguaje, las maneras, las obsesiones, los gustos y hasta los resabios de una típica mujer norteamericana e irrumpe en ese mundo cotidiano y aburrido del científico, su hija y sus amigos, trastocándolo todo, imponiendo nuevas reglas sentimentales y sociales.

La burla contra este género de ciencia-ficción va aumentando en la medida en que la extraterrestre va aprendiendo situaciones y significados que antes desconocía y dos de los momentos más cómicos y también más ridículos tienen que ver con el primer beso, torpe y enredado que será ensayado y aprendido sobre la marcha, con la ayuda de sus compañeros, tripulantes de la nave en que llegó a ese pequeño pueblo: sobre una pantalla improvisada van apareciendo los distintos significados de la palabra "beso" y sus aplicaciones, y en mitad de la noche, en una escena que nada tiene de romántica, la muchacha irá devorando todos los significados.
La otra escena llena de sarcasmo tiene qué ver con sus relaciones sexuales.
En el otro planeta y después de una evolución prolongada, el sexo ha sido eliminado, lo mismo que los sentimientos y las emociones, y el científico enloquecido con la belleza de la joven, la llevará a la cama en medio de toda clase de equívocos.

Las intenciones satíricas de la película son elementales pero la música, la estupenda fotografía, los efectos especiales y sobre todo la presencia de dos cómicos tan completos como Dan Aykroyd y Kim Basinger convierten la pelicula en algo más que una burla contra los marcianos asexuados.

AVENTURAS Y TRUCOS
Uno de los personajes más estrafalarios de los últimos años del cine británico es el guionista y director Ter Gillian, uno de los cabecilla del grupo Monty Python entre cuyas peliculas más escandalosas se cuentan "Los enredos de Wanda", "La vida Brian" (una parodia sobre la vida Cristo), "Brasil" y Time Bandits. Sólo un realizador como éste podía enfrentar el universo demencial y onírico de un personaje como Karl Friedrich Hyeronimus, el barón Von Munchausen, quien durante el reinado de Federico El Grande de Prusi, aliado de los rusos en la guerra contra el rey de Suecia y el imperio Otom; no, fue protagonista de aventuras tan descabelladas, tan inverosimiles que muy pocos le creyeron cuando, regreso del frente de guerra, las contó en las calles alemanas.

"Las aventuras del Barón Murchausen" se llama esta película de Gillian, costó 40 millones de dólares tiene todos los trucos que el espectador quería toparse en una misma historia. Son situaciones tan imposibles tan absurdas, tan ridículas que no se puede creer lo que se está mirando e la pantalla: huracanes que se lleva ejércitos enteros, naves maritimas que andan por el aire, caballos que s lanzan desde fortalezas altísimas junto con el jinete, balas enormes que empujan al protagonista hasta las nubes, genios con cabezas que les dan vueltas y salen despedidas hacia el espacio, la superficie lunar en todo su esplendor, las erupciones del monte Etna, las rugosidades eróticas del planeta Venus, batallas contra serpientes interminables y asi sucesivamente mientras los magos de Hollywood se las ingenian para que ninguna de los trucos propuestos y diseñados por Terry Gillian y sus guionistas se quede en el papel.

El barón murió con la cama del embustero más grande sobre la Tierras aunque hubo libros como el de Henry Fielding sobre los extravios de Tom Jones y el de Swift sobre los viajes de Gulliver, sólo en 1785 -cuando apareció una obra titulada "Historia de los viajes maravillosos del barón Munchausen y su campaña de Rusia", escrita por uno de sus compañeros de aventuras, Rudolf Erich Raspe algunos comenzaron a creer en todas esas fantasías. La película que se tomó tres años en sus preparativos y realización quíere hacerle justicia a esa carga de imaginación y excesos de un hombre que era valiente y galante con las mujeres más hermosas. Los mismos excesos del personaje se observan en la realización y el humor negro y en ocasiones exagerado de los Monty Python asoma de vez en cuando; la sensanción final es haber asistido al espectáculo del cine contemplándose, alegre, a sí mismo.-

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.