Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/3/2003 12:00:00 AM

En tablas

El Teatro Hora 25 de Medellín presenta en Bogotá 'La mujer de las rosas', mientras el Teatro Leonardus anuncia su temporada para marzo.

Un niño que ha muerto en el jardín de una casa se niega a desaparecer totalmente y por eso su fantasma sigue deambulando por ahí con un único fin: acompañar hasta su vejez a la niña que ama. Después de 20 años ella ya es toda una mujer y regresa a esa misma casa para cultivar rosas. El niño, o mejor, el fantasma, quiere demostrar todo su amor haciéndole sentir su presencia de muchas maneras. Esa es a grandes rasgos la historia de La mujer de las rosas, la obra teatral que por estos días se está presentando en la Casa del Teatro en Bogotá y que está inspirada en el cuento Alguien desordena las rosas, de Gabriel García Márquez.

La adaptación está a cargo del grupo de Medellín Hora 25, cuenta con la dirección de Farley Velásquez. En el montaje participan los niños Carolina Giraldo y Lucas Velásquez y, además, los actores Zulima Ochoa, John Viana, Claudia Arbeláez y Farley Velásquez. La música está a cargo del grupo portugués Madre Deus.

Por su parte el Teatro Leonardus estrenará en marzo Venus, bajo la dirección de Alfonso Ortiz, una parodia sobre todo lo que ocurre detrás de un set de televisión durante la grabación de un magazín. En tono de comedia lo que promete esta pieza teatral es, ante todo, muchas carcajadas. Mientras que para el público infantil se mostrará la obra Chiriventos, del grupo Teatro Comunidad, el cual ha alimentado su trabajo a través del teatro callejero, el circo, la música popular y los títeres, y que ya participó en el Festival Iberoamericano de Bogotá.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.