Viernes, 20 de enero de 2017

| 1985/02/04 00:00

ENFANT TERRIBLE

La muerte de Luciano Jaramillo crea un vacío en la pintura colombiana.

ENFANT TERRIBLE

La desaparición de Luciano Jaramillo a los 46 años de edad, crea un significativo vacío en la pintura de Colombia. Aunque últimamente se había dedicado más a lo publicitario, Luciano nunca había dejado de pintar y con una cierta periodicidad exponía individualmente o participaba en muestras colectivas. Había realizado lo más memorable de su obra en la década de los sesenta, cuando asumiendo el enfant terrible arremetió, pintando, contra personajes importantes del país e hizo comentarios afilados sobre hipocresías y privilegios. Su mejor producción se distinguió por un acendrado expresionismo, misma inclinación que ahora, cuando falta el artista, recupera plena vigencia en los escenarios internacionales al tiempo que da cabida a la creatividad de muchos entre nosotros. Cuando más inspirado, Luciano pintó con dramatismo evocando, quizás, de antemano, su intempestiva muerte.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.