Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/17/2016 5:58:00 PM

El director de ‘Guerras Ajenas’ defiende su documental sobre el glifosato

El cineasta caleño Carlos Moreno responde a algunas de las críticas que ha recibido su reciente trabajo sobre la aspersión aérea de cultivos ilícitos.

La aspersión aérea con glifosato fue durante años una de las principales herramientas del gobierno para combatir los cultivos de coca. En varios países este agente había sido prohibido por considerarse peligroso para la salud, pero en Colombia solo se decidió suspender este método hasta 2015, después de que la Organización Mundial de la Salud lo declaró como un elemento “potencialmente cancerígeno”.

El glifosato es el hilo narrativo para explorar la complejidad del conflicto armado en Colombia y de la lucha antidroga en el documental ‘Guerras Ajenas’ de HBO, dirigido por el cineasta caleño Carlos Moreno.

Semana.com: ¿Cómo se logra esa alianza con HBO para hacer ‘Guerras Ajenas’?

Carlos Moreno (C.M.): Este proyecto nace de la investigación de Lilian Luciano, una periodista puertorriqueña quien llevaba un buen tiempo explorando la problemática del glifosato para realizar un documental. Yo fui invitado por HBO para convertir esa investigación en una pieza documental que tiene en su ADN la crónica periodística.

Semana.com: ¿Cuáles son las ventajas de trabajar con HBO?

C.M.: HBO es una ventana inmensa, el documental podría verse de forma simultánea en varios países. Además, el documental que va con el sello HBO cuenta con el prestigio de ser un producto que se ha hecho con mucha rigurosidad.

Semana.com: Desde lo científico, ¿cómo fue la recolección de la información?

C.M.: Trabajamos a partir de la investigación previa de Lilian y en la fase de grabación y edición contamos con el trabajo de investigación de varios periodistas, entre ellos, Fabio Posada, quien estuvo a cargo de las cifras, de las fuentes y de las entrevistas.

Semana.com: ¿Considera que hizo falta incluir a otros personajes?

C.M.: Yo creo que siempre a cualquier pieza le hacen falta cosas y más en un tema tan abierto. A nivel científico teníamos un soporte muy grande, pero en el tema del glifosato a nivel global hay cosas que no son muy precisas.

En Colombia, por mencionar un ejemplo, no existen cifras del instituto Humboldt acerca de la afectación de las aspersiones con glifosato en el medio ambiente, porque hay lugares donde no se ha podido llegar por el conflicto.

Con todo, considero que el sustento científico que nosotros tenemos es el gran mérito del documental. Para controvertirlo habría que desarrollar otro documental del mismo peso que dijera lo contrario.

Le sugerimos leer: El documental sobre la polémica aspersión aérea en Colombia

Semana.com: ¿Por qué era tan importante darle voz a personas como el procurador Alejandro Ordoñez?

C.M.: Los argumentos del procurador eran muy importantes para equilibrarlos con los argumentos de, por ejemplo, Alfredo molano, quien tenía una posición en contra de las operaciones con glifosato. Queríamos tener testimonios de la forma más equilibrada posible. En la parte final el testimonio del procurador se hace importante porque es el contrapeso de todo lo que se había dicho antes. En las etapas iniciales del documental ni siquiera habíamos pensado en el procurador ni en entrevistarlo. Después hubo la necesidad de tenerlo cuando se suspendió el uso del glifosato por decisión del gobierno del presidente Juan Manuel Santos.

Semana.com: La aspersión aérea con glifosato es un tema atravesado por lo político y lo científico. ¿Cómo lograr ese equilibrio para que el tema no se torne más de un lado que de otro?

C.M.: Eso fue lo más difícil. De hecho hay temas científicos que se cruzaban con lo político que no pudieron quedar en el documental porque no había manera de comprobar cifras.

Siempre vas a ver que cualquier información científica al final termina con gotas de política. En el tema del glifosato hay estudios que están a favor y otros en contra, dependiendo de la posición política de quien los haya contratado.

Semana.com: ¿Fue difícil elegir qué imágenes incluir, sobre todo a la hora de mostrar las heridas producidas por el glifosato?

C.M.: Eso es muy difícil. Uno tiende a juzgar cuando las producciones de alguna manera muestran imágenes fuertes, pero el tema es que es una realidad y los afectados quieren mostrar lo que realmente están pasando y cuál es el tipo de sufrimiento.

Mostrar imágenes que no resulten morbosas y equilibradas es difícil. Y en general el tema es mucho más delicado y más profundo de lo que mostramos. Hay cosas que no hay manera de mostrarlas, hay afecciones a la salud que no son visibles ni palpables.

Semana.com: Hay quienes han dicho que las imágenes de las llagas no eran producidas por el glifosato. ¿Qué responde a esto?

C.M.: Lo que tengo que responderles es: ¿De qué manera ellos pueden comprobar que eso no es cierto? Los documentales se basan en lo que encuentras en el camino. Eso fue lo que nosotros encontramos.

Le puede interesar: Nuestra guerra de cada día

Semana.com: ¿Qué fue lo más duro que descubrieron?

C.M.: Para mí lo más duro es la indolencia en la ciudad. Es algo que se discute de una manera muy ligera y realmente lo que se vive en los campos es otra cosa. Esa indiferencia me duele y ese profundo desconocimiento. Siempre le hemos dado la espalda a eso. La aspersión es vista como parte de una operación de guerra, pero no somos capaces de ubicar a las víctimas mentalmente. Nosotros juzgamos la guerra desde una comodidad muy grande y quienes viven eso, lo viven de otra manera.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.