Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/26/2017 11:22:00 PM

“La carrera no es importante, lo importante es la vida”: Phil Manzanera

En el marco del Hay Festival el músico habló con Semana.com acerca de su nuevo álbum al que tituló de una forma muy particular.

Philip Geoffrey Targett-Adams, más conocido como Phil Manzanera, está caminando por uno de los pasillos de un hotel de Cartagena. Viste una camiseta amarillo brillante, pantaloneta beige, unas chanclas negras y cubre sus ojos con unas gafas de sol. Se ve fresco y ligero, como si no llevara encima 45 años de una carrera musical llena de experimentos y de transiciones que van desde el rock and roll hasta ritmos tropicales. El guitarrista, de 65 años, de origen anglocolombiano, es reconocido por sus participación en la banda Roxy Music y Quiet Sun.

Antes de comenzar la entrevista dice que necesita ir a su habitación para recoger los regalos para los periodistas. Se trata de los discos de su nuevo álbum Corroncho 2,  la producción en la que participaron artistas como Enrique Bunbury, Andrea Echeverri, Robert Wyatt, Chucho Merchán, Pico Azpiri y Jorge Villamizar.

Semana.com: El hecho de que su madre sea colombiana ha influido en su música. ¿Por qué?
 
Phil Manzanera: Cuando yo venía a Colombia en los años 60 ella y mi familia me ponía a escuchar boleros de Armando Manzanero. Desde entonces siempre me ha gustado esa música, hasta hice un disco de boleros con Tania Libertad y Manzanero escribió una canción para ese álbum. Siempre usé el nombre de mi madre Magdalena, que es de Barranquilla, para darme a conocer en el mundo artístico.

Semana.com: ¿De qué otra forma está presente ella en su música?

P.M.: En todo. Cuando yo era pequeño mi mamá me decía: ´Usted es muy inglés, mueva la cintura, vamos a bailar´, así que todo lo que tenga ritmo me encanta.
 
Semana.com: Su álbum Corronchos I salió hace unos años, ¿cuál es la diferencia con Corronchos 2?

P.M.: Corroncho 2 es la continuación del primer disco. Es como una versión colombiana de Gorillaz, porque los personajes son mi alterego y el de Lucho Brieva (Productor musical). De esta forma podemos investigar y hablar de temas sociales, políticos, personales, del hombre latino… Se pueden hacer muchas cosas con humor y pensamos que es más divertido para comunicar.

Semana.com: ¿Por qué eligieron la palabra ´corroncho´ para titular estos álbumes?

P.M.: Corroncho es un pescado, el pescado más feo del mundo. Tanto que cuando lo pescan dicen`no, este no, devolvámoslo al agua’. Es muy feo, no sé si haya visto una foto, es horrible. También tiene otro significado... (es la forma de referirse a personas que hacen o dicen cosas de mal gusto) El caso es Lucho Brieva y yo le propusimos a su exesposa, Chrissie Hynde (cantautora y guitarrista de rock, fundadora de la banda The Pretenders), que hiciera un disco en español. Como ella no sabía español empezamos a enseñarle. Al ver el resultado final de la traducción de una de sus canciones, le gustó tanto que dijo que deberíamos hacer un álbum completo en español. A la hora de buscar un nombre elegimos Corroncho, a propósito de que es una palabra que no se debe usar y que le habíamos enseñado a Chrissie.

Semana.com: ¿Cuál es la historia del álbum de Corronchos 2?

CORRONCHO 2.2 AREPA from PM801 on Vimeo.

P.M.: Hay dos corronchos que se encuentran. El uno está borracho porque bebió mucho aguardiente y otro también porque bebió ayahuasca. Ambos tienen un sueño colectivo en el que ven a un caballo blanco apuntando al norte. Se trata de la tierra prometida que es Estados Unidos. Se embarcan en una travesía para llegar allá y luego se dan cuenta de que es mejor quedarse en su país y empezar a construir algo. Es un disco para estos tiempos, pero de una forma liviana.

Semana.com: Parece una película, ¿y qué tipo de música encontramos en Corroncho 2?

P.M.: Hay cumbia, salsa, rock, tango, andina, ranchera, rap, un poco de jazz. Hay de todo en este disco, es una mezcla de cosas que nos gustan. Quién sabe si funciona, a nosotros nos encantó. Es como un rock movie para audio. Es un experimental que está hecho en casa.

Semana.com: Usted comenzó su carrera haciendo rock, también hizo pop y ahora en los últimos años se ha dedicado a ver más música y rítmos de América Latina...

P.M.: A finales de los años 80 yo ya tenía un estudio de grabación y entonces pensaba ‘bueno mi mamá está viva, ¿por qué no hago o miro mis raíces y empiezo a hacer cosas en español?’. Empecé a experimentar y conocí luego conocí a Chucho Merchan (Jesús Alfredo Merchan, músico colombiano de rock y pop), Sergio Díaz (músico colombiano de instrumental y jazz), y a un español que me dijo que produjera música en castellano. Entonces produje a la banda Héroes del silencio, y del éxito que tuvo me contactaron con Fito Páez, con Aterciopelados y otros músicos hispanos. Me di cuenta de que había algo único del rock en español y que era más interesante que lo que estaban haciendo en inglés.

Semana.com: ¿Qué lo hacía más interesante?

P.M.: Hablan de sus experiencias personales, que están marcadas por el país. Veía que Fito y Enrique Bunbury son muy poéticos, y que usan palabras que no puedes traducir en inglés. Es algo muy particular, como Aterciopelados que es increíble… Me di cuenta de que había un camino interesante para explorar.

Semana.com: Usted es una persona que todo el tiempo está reinventandose, ¿cómo lo logra?

P.M.: Me ayudó vivir en Londres, en La Habana, en Caracas; tenía que tener empatía para estar en esos lugares. Se dice que la gente que puede hablar dos idiomas tiene más empatía porque aprende de las culturas, aprende otros términos y aprende a unirlos. Eso es algo muy importante. Yo no tengo una carrera en una sola cosa, he ido de un lado a otro. Mi mente necesita hacer cosas diferentes así no tenga éxito. La carrera no es importante, lo importante es la vida.

Semana.com: ¿Qué le gusta de la música colombiana?

P.M.: La primera cosa que oí fue Florecita rockera. Veía que eran como rockeros, pero escuchándolos entendí que ese rock está cargado de cultura, que tenían algo especial y por ser colombianos me fijé en ellos y me di cuenta de que tenían mucho talento.

En Colombia hay mucha gente con mucho talento como Esteman, Puerto Candelaria, Andrea Echeverry, Pernett, mi ingeniero de sonido es colombiano y yo me quedo fascinado. Algo está pasando en Colombia, son buenísimos musicalmente.

A veces puede ser un problema porque hay tantos buenos que no todos encuentran espacio, a veces es difícil vivir de la música y ganarse la vida así.

Semana.com: ¿Y cómo hacer para que estos artistas lleguen a más gente?

P.M.: Ese es el problema para todo el mundo. Hay muchos buenos y es un problema. Hay internet Facebook, soundcloud para compartir la música pero creo que todavía hay que tocar en vivo, es necesario salir para que la gente pueda apreciar la música. Hay mucho qué hacer y se necesita el apoyo de los gobiernos. Todos los países deben invertir en música para gente joven, que no sea solo ballet o clásica.

Semana.com: Aunque su madre es colombiana y le gustan los músicos de este país, apenas es la segunda vez que se presenta en este lugar...

P.M.: (Risas) Es que he estado un poquito ocupado. Traer un concierto cuando lo haces con tu sello y tu propia producción no es fácil. Hay que traer a los músicos, hay que pagar por ensayos. Esta vez podemos tocar en Colombia gracias a la ayuda de Humberto Pernett (músico barranquillero reconocido por fusionar elementos de la música del caribe con música electrónica). No es fácil, es que es un producto hecho en casa.

El disco Corronchos 2 será lanzado el próximo 31 de enero, día del cumpleaños de Manzanera, en el restaurante-bar Bazurto Social Club en el centro histórico de Cartagena, donde ofrecerán un concierto. Más información este enlace.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.