Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2008/09/20 00:00

Eres muy guapo

El francés Michel Blanc da una nueva lección de actuación en esta predecible comedia romántica. ** 1/2 (aceptable)

El campesino viudo Aymé Pigrenet (Michel Blanc) trae a su granja a una rumana llamada Elena (Medeea Marinescu) para que “haga los trabajos que saben hacer las mujeres”

Titulo original: Je vous trouve très beau.

Año de estreno: 2005.

Género: Comedia.

Dirección: Isabelle Mergault.

Actores: Michel Blanc, Medeea Marinescu, Wladimir Yordanoff, Benoît Turjman, Eva Darlan, Elisabeth Commelin, Valérie Bonneton, Arthur Jugnot, Julien Cafaro y Valentin Traversi.

Es una comedia romántica predecible, quizás, incluso, inverosímil, pero se lo va ganando a uno a punta de pequeños detalles. Se queda sin fuerza en la mitad del segundo acto, a falta de obstáculos para que se dé el romance que se nos ha prometido desde el principio, pero sus dos personajes principales son tan humanos, y están tan bien compuestos, que terminamos por bajar la guardia cuando se acerca la resolución. Eres muy guapo, la primera película dirigida por la actriz francesa Isabelle Mergault, es el retrato compasivo de un campesino francés (encarnado por Michel Blanc) que se sobrepone a la muerte de su esposa gracias a una mujer rumana a la que conoce por medio de una agencia matrimonial. El personaje en cuestión, un hombre frágil, mentiroso y encerrado en sí mismo llamado Aymé Pigrenet, pasará por mil situaciones aparatosas antes de reconocer lo que está sintiendo. Su amada importada de la pobre Rumania, Elena, una persona alegre que llora cada vez que piensa en su hija de seis años, tendrá que llenarse de dinero para caer en cuenta de lo que en verdad necesita.

Se pasa un buen rato cuando se ve Eres muy guapo. Basta con atender con cuidado el soberbio trabajo de Michel Blanc, el intérprete favorito del cineasta Patrice Leconte, para engancharse, por tonto que sea, a lo que está sucediendo en la pantalla. Basta con recordar que Blanc actúa la tristeza con los dientes apretados, demuestra la ternura debajo de la rabia y manifiesta la alegría sin salirse de la ropa, para sentirse capaz de recomendar esta película.
 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.